Entre asados y visitas, un domingo distinto en River

Los jugadores disfrutaron del único día libre antes del partido del jueves con Central
(0)
24 de diciembre de 2001  

Con sensaciones mezcladas. Tratando de dejar un poco atrás la bronca que les provocó la desprolijidad de Agremiados, la AFA y el propio Gobierno para decidir cuándo se iba a definir el torneo Apertura, el plantel de River vivió un domingo distinto, atípico para momentos de competencia.

Los jugadores sabían que hoy por la mañana el Monumental los esperaría con los brazos abiertos para una nueva práctica; también, que mañana, en Navidad, deberán entrenarse por la tarde, y la idea del cuerpo técnico es que los futbolistas se queden concentrados en la espera del partido con Rosario Central del jueves próximo.

Por eso, ayer disfrutaron a pleno de sus familias; algunos brindaron con abundancia anteanoche, teniendo en cuenta que no había obligaciones inmediatas, y recibieron visitas de amigos y parientes, sobre todo los que nacieron en el interior. El asado, obviamente, fue una parada obligada de todos.

Exceptuando a Leonardo Astrada, que el jueves último se fue a Miami de vacaciones sin avisarle al DT, Ramón Díaz, lo que despertó una de las broncas más grandes del entrenador riojano de los últimos tiempos, casi todos prefirieron no alejarse mucho de Buenos Aires.

Matías Lequi fue una de las excepciones. El lateral rosarino terminó la práctica matutina de anteayer, se subió a su auto y no paró hasta su ciudad natal. "Los momentos de incertidumbre por la situación del país siguieron con la cantidad de versiones sobre si se jugaba o no al fútbol. No había ninguna comunicación oficial en el club y no sabíamos si nos teníamos que entrenar o irnos. Uno decía una cosa, otro otra; cuando se definió, me vine para Rosario a despejarme un poco", le comentó el defensor a LA NACION.

Lequi comió el asado que preparó su padre, Miguel ("No es que soy malo con los asados; lo que pasa es que me levanté tarde para prender el fuego", se excusó entre risas), y pasó el día con su madre, Griselda, y sus cuatro hermanos: Maximiliano, Dora, Javier y Fabricio.

Ariel Garcé también se unió a los suyos para lo que viajó a Tandil, y Fernando Cavenaghi estuvo con sus padres en O´ Brien, provincia de Buenos Aires.

Martín Cardetti, que se prepara para ser por primera vez padrino y en los últimos días se sometió a las reuniones prebautismales obligatorias, se internó en su casa con su familia. Les dio todos los gustos a sus hijas Sofía y Martina y comió un asado hecho por un amigo, ya que no se da mucha maña con la parrilla, según se dice. "Es mentira: los asados de Martín son muy ricos", sale a la defensa su mujer, Mariana. Antes, por la mañana, había seguido atentamente los avatares de la política argentina a través de la televisión, que transmitió los actos en el Congreso y en la Casa Rosada.

Eduardo Coudet pasa por uno de los momentos más felices de su vida ("Aunque la situación del país me pone muy mal", aclara él) hace unos días nació su primera hija, Lola, y su casa de Pilar fue el lugar ideal para mimar a ella y a su esposa.

Así vivió River un día en el que, de no haber pasado lo que pasó en nuestro país, se hubiese definido un campeonato. Fue un domingo raro, uno de los pocos libres de los jugadores en plena competencia. Desde hoy tendrán que volver a mentalizarse en Rosario Central, su rival, y en lo que pueda pasar entre Racing y Vélez; incluso en Navidad.

De vuelta al trabajo

Hoy, desde las 10, el plantel del River volverá a entrenarse en el Monumental. Por la tarde los jugadores tendrán libre y mañana, también en turno vespertino, afrontarán la segunda práctica de la semana, en la que quedaría definido el equipo que jugará con Rosario Central.

La idea de Ramón Díaz es que los futbolistas se queden concentrados mañana por la noche, pero la mayoría planea hablar con el entrenador para concentrarse el miércoles. El equipo que jugará con los rosarinos el jueves, desde las 17, sería el siguiente: Angel Comizzo; Garcé, Celso Ayala y Yepes; Coudet, Guillermo Pereyra, Zapata y Cambiasso; D´Alessandro; Ortega y Cardetti.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.