Entre el poderío catalán y la ya clásica mística platense

Todo se centró en Barcelona y Estudiantes; algo de Atlante y no mucho más
(0)
21 de diciembre de 2009  

ABU DHABI (De un enviado especial).- El Mundial de Clubes se cerró con la coronación de Barcelona, la primera en su rica historia, y ya empiezan los primeros balances sobre la competencia que se desarrolló en la exótica capital de los Emiratos Arabes. Varios asuntos quedaron en el tintero entre los campeones continentales y, lentamente, empiezan a salir a la luz cuando la pelota queda detenida y se acallan los gritos en las tribunas.

El poderío de los catalanes

A Barcelona lo salvaron sus individualidades. No la pasó bien ni con Atlante, de México, pese a que se impuso por 3 a 1 en el debut, ni con Estudiantes, que lo tuvo a maltraer hasta el minuto 88, cuando Pedro consiguió la agónica igualdad que lo llevó al alargue, cuando Lionel Messi le dio el título al conjunto azulgrana. Atlante se atrevió a quitarle la pelota y Estudiantes le cerró todos los caminos. Fue entonces cuando los dirigidos por Pep Guardiola se entregaron a la fuerza de sus estrellas, tal vez sin el sólido mecanismo que se ve en la Liga española. Con eso le alcanzó para quedarse con el sexto título en 2009.

El torneo, además, fue otra cuenta en el collar de éxitos y de halagos personales de Messi, elegido como el futbolista más valioso de la competencia. De a ratos, mostró el buen entendimiento con el sueco Zlatan Ibrahimovic y el saludable crecimiento de Pedro.

La garra platense

Estudiantes pasó la presión del primer partido, en el que superó a Pohang Steelers, de Corea del Sur, y pareció soltarse en la gran final. Los nervios del debut ataron al conjunto dirigido por Alejandro Sabella, que se impuso por 2-1, pero que no pudo ampliar la ventaja ni con tres futbolistas más, por las expulsiones que sufrió Pohang Steelers. Todo fue distinto contra Barcelona, desde la concentración hasta la fiereza del juego. Sólo que la esperanza se escapó muy cerca del final.

Otra vez, como en la Copa Libertadores, el Pincha demostró que sabe adaptarse a los grandes compromisos a partir de la conducción de Juan Sebastián Verón, la fuerza de Rodrigo Braña y Leandro Desábato, y el poder ofensivo de Mauro Boselli.

Para sostenerse en el futuro tendrá que mantener la base, más allá de que habrá alguna transferencia, y reforzarse en la ofensiva. Quedó limitado por el retiro de José Luis Calderón, la enfermedad de Jerónimo Morales Neumann (mononucleosis) y la negativa del TAS para anotar a José Sosa, pese al préstamo acordado con Bayern Munich, de Alemania.

El buen toque de los mexicanos

Con tres argentinos en sus filas, Santiago Solari, Federico Vilar y Gabriel Pereyra, Atlante hizo un buen papel en el torneo. Se sacó de encima a Auckland City, de Nueva Zelanda, y después cayó decorosamente con Barcelona; es más, estuvo en ventaja ante los catalanes y tuvo algunas ocasiones como para aumentar la cuenta, pero no aprovechó sus momentos y quedó eliminado. Mostró buen juego, toques a ras del suelo y un goleador interesante, como Rojas. Su imagen no se desdibujó, pese a la derrota por penales con Pohang Steelers, por el tercer puesto.

La guía brasileña

Pohang Steelers terminó tercero de la mano de su goleador, Denilson, uno de los jugadores más destacados. Tuvo el típico juego asiático, mucha entrega, velocidad y esfuerzo físico. Con las limitaciones técnicas conocidas, de todos modos, se las arregló para hacer un buen papel.

El resto, poco y nada

Mazembe (Congo), Auckland City y Al-Ahli (Emiratos Arabes) fueron los más flojos. La distancia con los demás rivales fue demasiado grande como para que pudieran inscribirse en los encuentros más trascendentes. Tal como se preveía, el verdadero campeonato empezó en las semifinales.

Hasta Abu Dhabi 2010

La ciudad mostró buena infraestructura para el campeonato. Tras las experiencias en Japón, fue la primera vez que los Emiratos Arabes organizaron el Mundial de Clubes y, salvo algunos detalles, cada cosa estuvo en su lugar. Fue un buen indicio para el año que viene, ya que la FIFA firmó un contrato por dos años con los organizadores de esta ciudad.

Cerca de fin de año, la máxima competencia de clubes dejó una huella que se ve a la distancia.

  • Un año más en Abu Dhabi y el regreso a Japón

    Otra vez Abu Dhabi será la sede del Mundial de Clubes el año próximo y, según resolvió la FIFA, volverá a Japón en 2011 y en 2012. Joseph Blatter, el presidente, se mostró entusiasmado con la competencia. "Todo ha estado muy bien organizado, el hospedaje, los transportes, así como los estadios", comentó.
  • En Brasil valoraron a Estudiantes

    En medio de los elogios para Barcelona, el diario Lance, de Brasil, rescató el temple del Pincha: "Estudiantes fue un equipo guerrero, que aguantó bravamente la presión catalana".

    El préstamo de José Sosa

    Además de las gestiones por Hauche, los dirigentes platenses acelerarán las negociaciones con Bayern Munich para sellar el préstamo por seis meses del delantero José Sosa.

    ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Deportes

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.