Entre la consagración y una sombra negra en casa

San Lorenzo puede dar la vuelta, según una serie de resultados, pero atención: Estudiantes tiene ventaja en el Bajo Flores
(0)
27 de noviembre de 2013  

"San Lorenzo está firme y pensando en ganar estos dos partidos que quedan. Nuestra idea es que cuando nos toque jugar contra Vélez ya esté definido el campeonato", lanza Pablo Alvarado. "Estamos a un paso. Si ganamos estos dos partidos somos campeones", advierte Nacho Piatti. "Al final, se consiguió un punto valioso en Rafaela. El torneo sigue dependiendo de nosotros, eso es lo más importante", analiza Pichi Mercier. San Lorenzo es el líder del torneo Inicial. Quedan dos fechas: si gana en ambas, será el campeón. Una serie de resultados, sin embargo, lo coloca a un paso de la consagración el próximo domingo, desde las 17.30, contra Estudiantes, en el Nuevo Gasómetro. Pero atención: más allá del poderío propio, de Nacho Piatti y Pipi Romagnoli, del juego agresivo y las ganas compartidas, el León es un adversario, cómo decirlo, incómodo. Inusualmente molesto. En su casa, en el Bajo Flores, tiene viento en contra el Ciclón: ganó un partido menos que su prestigioso competidor.

Seis triunfos. Seis empates. Y siete derrotas. San Lorenzo lo recuerda muy bien. Es cierto: los antecedentes no juegan. No se vive de recuerdos. Pero el Ciclón tiene su propia sombra negra en su casa, inaugurada extraoficialmente el 16 de diciembre de 1993.

¿Qué equipo le quitó el invicto en aquel moderno estadio? Estudiantes. Fue el 3 de abril de 1994, un 2-0, con tantos de Adrián Paz y Rubén Capria. Y los sinsabores fueron varios. La última vez que el conjunto azulgrana se impuso contra Estudiantes en casa fue el 24 de agosto de 2008, un elocuente 3-0 por la tercera fecha del Apertura, con tantos del Lobo Ledesma, Bernardo Romeo y el Rayo Menseguez. Un equipo que ganaba y gustaba, con Miguel Russo como entrenador, que al final no se consagró, en aquel famoso y polémico triangular con Boca y Tigre. Pasaron más de cinco años.

El historial lo domina el Ciclón cómodamente: jugaron 164 veces, San Lorenzo ganó 68 partidos y convirtió 261 goles. Estudiantes venció en 48 ocasiones y convirtió 202 tantos. Y empataron 48 encuentros.

¿Algún tipo de trauma azulgrana? Para nada. Se respeta la historia, pero la fuerza es el presente, aunque el León aún tiene remotas posibilidades: está a cinco puntos del líder. Y se aguarda una gran fiesta en el Nuevo Gasómetro, que seguramente estará repleto. A partir de hoy se venderán plateas para socios en las sedes de avenida La Plata y Avenida de Mayo; continuará mañana el viernes y el sábado, también para invitados.

¿Y el equipo? Tiene la ansiedad de resolver el asunto lo antes posible. Juan Antonio Pizzi, el entrenador, apunta a la tranquilidad.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.