Entusiasmo mundial

Después de la conformación de los grupos, creció la demanda de entradas; creen que habrá hinchas de 188 países y que al menos 5000 serán argentinos
(0)
7 de diciembre de 2009  

JOHANNESBURGO, Sudáfrica.- Esta gran urbe es el músculo económico y financiero del continente. Aquí no se observa el paisaje encantador y exótico de Ciudad del Cabo, aunque una postal de domingo traza algunas similitudes: el intenso ronroneo de las grúas y cientos de obreros en actividad en las autopistas y tendidos del tren evidencian que este país transcurre sus días contra el reloj para llegar a tiempo al comienzo de la Copa del Mundo 2010.

El entusiasmo por el Mundial se ha disparado después del sorteo del viernes pasado. En Johannesburgo, el Banco Nacional alerta desde una gigantografía que se ha abierto una nueva etapa para adquirir las entradas para el certamen. Sucede que los sudafricanos, por ser los locales, son los únicos que pueden adquirir sus entradas de otra manera que no sea a través de Internet.

Si la FIFA, en alguna reflexión imprecisa, temió por la demanda de entradas para la próxima Copa del Mundo, ahora puede imaginar el futuro con cierto alivio. De los 3.100.000 tickets que saldrán a la venta, ya se entregaron unos 680.000, según informó el vocero de la entidad, Rich Mkhondo. Ahora que se conocieron los rivales y qué sede albergará a cada equipo la demanda seguramente se levantara en forma abrupta. Por eso, desde hoy y hasta el 20 de enero, la FIFA abrirá el grifo y ampliará su oferta de entradas a través de www.fifa.com/2010 . Según Mkhondo, de las 680.000 vendidas, la mitad se compraron en Sudáfrica. Además, precisó que habrá hinchas de 188 países y que los Estados Unidos es el segundo lugar de más interés, con 84.103 boletos vendidos.

¿Cuántos hinchas argentinos viajarán a Sudáfrica? Antes de conocerse la iniciativa de la ONG kirchnerista Hinchadas Unidas Argentinas, la FIFA y la embajada de nuestro país, situada en la ciudad de Pretoria, estimaban que iban a ser unas 5000 personas, aproximadamente. Sin embargo, ahora, los encargados de los cálculos son mucho más cautos, y saben que esa cifra se podría incrementar, así como también los recaudos por el posible desembarco de las barras bravas. "Que las barras no se crean que van a estar en Lanús. Acá es diferente. Incluso, es muy diferente de lo que pudo haber sido Alemania en 2006. Acá no se puede acampar ni vivir en casas rodantes", sostuvo un miembro de la embajada que ya está trabajando para garantizar la seguridad de los que visiten este país.

A diferencia de mundiales anteriores, la venta de entradas para los argentinos será online, a través del sitio oficial de la FIFA, y se pagará únicamente con tarjeta de crédito. De esta manera, en la AFA no se manejarán boletos, salvo los de protocolo. El jefe del departamento de Administración de Entradas de la AFA, Emilio Vázquez, considera que esta metodología "es más transparente y permite un mayor control", ya que la entidad se libera de cobrar o administrar un listado con los hinchas interesados en viajar. "La AFA no vende ni controla quiénes compran las entradas. Tampoco tiene un registro de los hinchas que no pueden viajar. Eso lo debería controlar algún organismo de seguridad deportiva", sostuvo Vázquez, en una charla telefónica con LA NACION.

De los 32 países participantes, cada equipo contará con un 12 por ciento de las localidades del estadio donde juegue. Es decir que los hinchas argentinos tendrán prioridad en una porción de las ubicaciones en Ellis Park para el partido de presentación ante Nigeria. De todos modos, en el país sudamericano donde mayor demanda hubo fue en Brasil, donde ya se vendieron 8006 entradas.

Los precios serán similares a los de Alemania 2006, aunque los sudafricanos tendrían descuentos bastante beneficiosos. Un ticket para un partido de la instancia de grupos costará unos 30 dólares para los extranjeros y unos 20 para los locales. Como sucede en todas las competencias, a medida que se avanza de etapa los costos se disparan. Para la final, una entrada podría llegar a alcanzar a los 900 dólares.

"Regalaremos unas 120.000 entradas para todos aquellos que trabajaron por este Mundial, sobre todo los obreros que construyeron los estadios", dijo Danny Jordaan, el hombre fuerte del comité organizador de la Copa del Mundo.

A 184 días del campanazo de largada del Mundial, Sudáfrica parece haber encontrado nuevamente en el deporte una ventana desde la cual mostrarse ante el resto del mundo con otra cara, diferente y auténtica, cada vez más alejada de un pasado oscuro. Así es como una mayoría coincide en que esto será el punto de partida de épocas de bonanza, no sólo del país, sino de un continente que el progreso olvidó. Este pensamiento une a negros y a blancos, a todos los sudafricanos que ya demuestran su entusiasmo en las boleterías.

El trofeo será exhibido

Desde hoy hasta el 11 de junio, día del encuentro inaugural entre Sudáfrica y México, en Johannesburgo, la Copa del Mundo será exhibida en varios países del continente africano. Se trata de una iniciativa de la FIFA, en su afán de reconocer que el certamen no es solamente de Sudáfrica, sino de todo un continente.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.