Entusiasmo

Con el ánimo en alza, y ante un buen número de hinchas, el equipo xeneize se preprara para el choque con Cobreloa, mañana, por el desquite de los cuartos de final; el superclásico por el Clausura se jugará a las 15
(0)
27 de mayo de 2003  

Boca arrancó una semana decisiva con sobrante entusiasmo. Mañana, en la Bombonera, el equipo xeneize definirá su pase a la semifinal de la Copa Libertadores ante Cobreloa (a quién le ganó por 2 a1 en el partido de ida, en Chile), mientras que el domingo próximo defenderá la punta del Clausura nada menos que ante River.

Con el ánimo en alza, Boca se entrenó en el predio de Casa Amarilla, ante una buena cantidad de público ocasional que se acercó hasta allí. ¿El motivo? Obtener sus entradas para el partido con Cobreloa, aunque también se expendieron las plateas sólo para los socios con vistas al choque ante River. Y todos aquellos que hicieron la fila –no se extendió más de una cuadra en este primer día–, luego observaron la práctica del equipo a la distancia.

Los jugadores se entrenaron a toda marcha en la cancha principal del predio durante 120 minutos. El director técnico Carlos Bianchi dispuso un ensayo bien movidito, con ejercicios con pelota. Si bien el entrenador ya tiene en mente la formación que jugará ante los chilenos, no hizo un trabajo futbolístico con los titulares.

Se cree que Boca presentará el mismo equipo que venció a Cobreloa, en Calama: Abbodanzieri; Clemente Rodríguez, Burdisso, Schiavi y Crosa; Battaglia, Cascini y Cagna; Tevez; Delgado y Barros Schelotto. A propósito del Mellizo, el atacante rechazó una oferta de casi 2.000.000 de dólares para jugar en Jaguares, de Chiapas, en México.

Hugo Ibarra continúa con los trabajos diferenciados tras la pequeña fractura en el peroné de la pierna derecha, y su vuelta a las canchas aún no está confirmada. Por otra parte, José Luis Villarreal y Raúl Estévez hicieron un trabajo diferenciado. Villarreal tiene un traumatismo en el muslo derecho y Estévez un golpe en el gemelo de la pierna derecha, pero están en condiciones de actuar frente al equipo chileno.

Cobreloa, que anteanoche arribó al país, se entrenó ayer por la tarde en el predio de Casa Amarilla. El técnico Nelson Acosta aseguró que "no está todo perdido y podemos dar vuelta el resultado".

  • El superclásico, a las 15. Por un pedido del Comité de Seguridad, el encuentro entre Boca y River, el domingo próximo, en la Bombonera, por el Clausura, se jugará a las 15 y no a las 16, como estaba previsto.
  • Mucho interés

    Por la venta anticipada de entradas para el choque de mañana entre Boca y Cobreloa se llevan recaudados 157.775 pesos; y para el superclásico lo embolsado suma 36.823 pesos por el expendio de plateas para socios. Hoy, de 12 a 18, continuará la venta en las boleterías de Casa Amarilla.

    ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Deportes

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.