"Es San Lorenzo, ¡cómo no vamos a pelear por el título!"

El entrenador Oscar Ruggeri mostró su alegría por el resultado y por el rendimiento. "Fue el mejor partido, al menos, desde mi regreso", aclaró
Ariel Ruya
(0)
13 de agosto de 2006  

Los 25.000 hinchas estaban de pie. Aplaudían, cantaban, saltaban. Entonaban una añeja canción, que en el final reza " y venga volando que acá está jugando el nuevo campeón " gritaban. El entusiasmo por el contundente triunfo se reflejó en todos los rincones. Y Oscar Ruggeri, el DT de San Lorenzo, lo graficó muy bien. "Fue el mejor partido de San Lorenzo, al menos, desde mi regreso como entrenador", explicó el Cabezón , en una tarde feliz, perfecta, como hacía mucho tiempo no ocurría por el Bajo Flores.

Pareció una tarde primaveral. "Necesitábamos un buen triunfo, con buen juego, llegadas y goles. Sobre todo, en nuestra cancha, algo que nos costó tanto en el torneo pasado. Hoy estoy feliz porque los jugadores saben que así deben jugar", explicó el entrenador, que saludó a cada uno de los jugadores por su labor. Convencido de que este partido le cayó de maravillas a todo el universo azulgrana . "Los hinchas se fueron contentos y está muy bien que sea así. Al hincha no le importan las polémicas, quiere que el equipo juegue bien y gane. Y yo pienso igual", comentó, en referencia a la lucha dialéctica con el empresario Marcelo Tinelli, que se selló con un acuerdo el jueves último por la noche.

Por ellos, Ruggeri no pisa el freno. Exige al acelerador. "¿Si hay que frenar su ilusión? Dejá al hincha que sea feliz..., después de tantas malas. Nosotros tenemos que seguir con los pies sobre la tierra. Los jugadores ya lo saben: éste es el camino", alentó el entrenador.

Varios puntos altos mostró el conjunto local. Desde un arco hacia el otro. "Saja nos da seguridad, nos deja tranquilos. Todo el equipo jugó bien. Por ejemplo, Jiménez es un gran definidor. Y lo demostró", dijo Ruggeri.

La exagerada ventaja azulgrana fue simbólica. Al menos, para Ruggeri. "No fue una diferencia real: en el fútbol argentino no se dan estas diferencias, no es normal", advirtió.

El juego de las presiones le sienta bien a Ruggeri. No le escapa a la esperanza de volver a ensayar una vuelta olímpica. "Este club es San Lorenzo, ¡cómo no vamos a pelear el campeonato! Yo no me voy a esconder: no vine a hacer buenas campañas, volví para pelear el título", dijo, como si hiciera falta advertirlo.

  • Para el DT, Barrientos es un caso cerrado

    "Me dijeron que ya firmó el contrato. Creo que está a punto de cerrar todo", comentó Ruggeri acerca del futuro de Pablo Barrientos, que sigue en Europa por la negociación de su pase a FC Moscú, de Rusia. El volante volverá en los próximos días para despedirse de sus compañeros.
  • Por: Ariel Ruya
    ADEMÁS
    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?