"Es una racha negativa"

El DT Fillol atribuyó a la mala fortuna las cuatro bajas que sufrió por lesiones en los últimos 15 días; también habló de un plantel reducido
Diego Morini
(0)
28 de abril de 2004  

De rachas sabe este equipo de Racing. De las que se codean con el éxito y de las otras. Son incompatibles, es cierto. Pero en este caso, para la Academia, van de la mano. Porque Racing, en los últimos 15 días, perdió a cuatro jugadores titulares por lesiones, pero no se apartó del camino del triunfo y se mantiene en la lucha por el Clausura.

El cuerpo técnico no relaciona las lesiones con una sobrecarga de trabajo, sino con la mala fortuna. La gran complicación que representa este tipo de contratiempos se nota en la tarea del DT Ubaldo Fillol, que hace malabares para conformar el equipo, sobre todo por la falta de recambio.

"Son contingencias de este deporte. Tenemos jugadores que se lesionan en los partidos y otros en los entrenamientos. Es una racha negativa. Nosotros lo sentimos más porque es un plantel reducido", comentó el entrenador, tras la práctica de ayer en el predio Mis Marías, en Escobar.

En el match con Lanús, por la 9ª fecha, Racing comenzó a perder jugadores. Allí el defensor paraguayo Angel Martínez sufrió un desgarro en el isquiotibial derecho. En el partido ante Talleres, por la 10ª jornada, Sebastián Romero se fracturó la clavícula derecha. Tras ese juego, en una práctica, el chileno Milovan Mirosevic sufrió un esguince en el tobillo derecho. Y para culminar, después del partido con Atlético Rafaela, el fin de semana último, Lucas Rimoldi terminó con una fuerte contractura en el aductor derecho.

Por el estilo de juego, también entiende Fillol que los futbolistas puede que sufran lesiones. "Ellos dejan todo. No se guardan nada. Racing puede jugar bien o mal, pero es un equipo que se entrega por completo", dijo el Pato.

Para el médico del plantel, Miguel Khoury, también esta racha está relacionada con la suerte. "Cuando la lesiones son muy repetidas, es decir, todos desgarros o tendinitis, uno piensa que sucede por sobre carga. Esto ocurre cuando Racing juega dos torneos, cosa que ahora no pasa. Puede que sea ... mala suerte."

El preparador físico, Daniel Melendi, coincidió con Fillol que uno de los principales problemas es tener un grupo reducido. "Estamos conformes con el plantel. Pero sabemos que es joven. Quizá otros tengan dos o tres jugadores para cada puesto. Es un grupo muy bien dotado, pero muchos están haciendo sus primeras armas. Están en proceso de crecimiento como profesionales y como hombres."

Por ahora, la mala suerte no afectó el rendimiento del equipo, pero sí el trabajo del cuerpo técnico. De todas formas, por la Academia esperan un guiño de la fortuna para las ocho fechas que restan del Clausura.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.