La Eurocopa. España no pudo; Portugal, sí