Español sorprendió a Ferro y quedó cerca del ascenso

Con goles de Pelanda, ganó por 3 a 1; el equipo de Caballito deberá vencer por dos tantos para cambiar la historia
Con goles de Pelanda, ganó por 3 a 1; el equipo de Caballito deberá vencer por dos tantos para cambiar la historia
(0)
30 de junio de 2002  

Con su victoria de ayer por 3 a 1 frente a Ferro, Deportivo Español quedó cerca del ascenso a la primera B Nacional. Si el próximo sábado el equipo de Caballito, que ganó la primera rueda del certamen, no se impone en su cancha por dos goles de diferencia, el equipo del Bajo Flores se consagrará campeón y ascenderá.

Sorprendió Ferro en el comienzo del partido. Pese a que la famosa ventaja deportiva lo favorecía, el equipo no especuló con ésto, como si quisiera demostrarle a su rival por qué le había sacado seis puntos de ventaja en el torneo.

El primer tiempo se planteó, entonces, con Ferro demostrando un buen manejo de la pelota hasta los tres cuartos de cancha, merced al desempeño de Décima en la recuperación del balón y la inteligente tarea de Verón y de Klein en la distribución. Pero todo lo que ellos construían se diluía al llegar a las cercanías de la valla defendida por Bustos. Es que sus delanteros –Salmerón y Costas– tuvieron una tarde desafortunada. También hay que darle un reconocimiento al arquero Bustos, que tuvo atajadas muy meritorias.

En esos 10 primeros minutos, Ferro ya había tenido dos situaciones claras de gol para abrir el marcador, pero Décima y Velázquez no supieron definir. Pero a los 13 minutos, el partido cambió de rumbo: José Luis Pelanda comenzó a transformarse en el héroe de la tarde para los hinchas de Español. Una corrida de Romero por la izquierda culminó con un centro que Pelanda, con un toque, transformó en la apertura del marcador. Nueve minutos después en una jugada similar –pero con Cinto como abastecedor–, el delantero marcó el segundo.Y, a los 42, nuevamente Pelanda, de cabeza, le dio una ventaja tranquilizadora a los locales.

En la segunda etapa, Ferro se dio cuenta de que las cosas se le habían ido de las manos. Comenzó a insistir y llevó a que Español se refugiara cada vez más cerca de su arco. Así planteado el partido, los del bajo Flores pasaron varios sofocones, hasta que a los 36 minutos un tiro libre de Tosi, que rozó apenas Bevacqua, se transformó en el descuento.

Desde entonces y hasta el final, el tiempo se consumió entre los ataques cargados de ansiedad de Ferro y la angustia de los simpatizantes locales, que no cesaban de pedir la hora por temor a que se acortara la diferencia que puede ser decisiva.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.