Estados Unidos, en el Mundial femenino 2019: con el objetivo de ser campeonas por cuarta vez

Tobin Heath, una de las delanteras del equipo norteamericano
Tobin Heath, una de las delanteras del equipo norteamericano Fuente: LA NACION - Crédito: Shutterstock
(0)
7 de junio de 2019  • 09:44

Resumen

Han sido cuatro años llamativamente tumultuosos para Estados Unidos camino a la Copa Mundial Francia 2019. El resplandor se terminó rápidamente con una abrupta derrota en los cuartos de final de los Juegos Olímpicos de 2016 ante Suecia y una controversial situación con la arquera Hope Solo, seguido de un período prolongado de experimentación en el que la entrenadora Jill Ellis convocó 61 jugadoras diferentes en dos años y medio. Pero el peor momento llegó en 2017, cuando el equipo cedió brevemente su clasificación mundial N° 1 del ranking FIFA a Alemania después de sufrir tres derrotas en casa.: Inglaterra, Alemania y Australia (Y toda esta situación ni siquiera incluye las quejas de discriminación salarial y las polémicas negociaciones de acuerdos de negociación colectiva que a menudo han eclipsado los resultados en el terreno de juego).

Pero Ellis finalmente se conformó con una formación 4-3-3 construida alrededor de varios pilares: la arquera Alyssa Naeher (que venció a Ashlyn Harris por el puesto titular), la pareja de defensa central de Abby Dahlkemper y Becky Sauerbrunn, Lindsey Horan y Julie Ertz en el mediocampo y Megan Rapinoe y Alex Morgan al frente. ¿El resultado? Un ciclo invicto de 28 partidos que recién terminó en enero.

En el banco

Al final, la lista de Ellis para Francia se basó en el núcleo central que surgió durante el invicto del equipo en 2018. La entrenadora nacido en Portsmouth recibió algunas críticas en la carrera final a Francia por probar con las formaciones y preparar a los jugadores para nuevos roles cuando la consistencia debe ser el enfoque, pero este es un equipo experimentado. Más de la mitad del equipo del Mundial 2015 regresa para la defensa del título, que debería estar listo para lo que está por venir cuando los juegos comiencen en serio. La mayor pregunta táctica es si EE. UU. podrá derribar los planteos defensivos contra equipos inferiores. De alguna manera ya lo sufrió ante Suecia, en Río 2016.

La jugadora estrella

No menos de media docena de los delanteros del escuadrón de Ellis jugarían un papel destacado para cualquier equipo en el torneo, incluidos Morgan, Heath y Pugh. Pero Megan Rapinoe, de 33 años, sigue siendo "la gota que agita el agua" en Estados Unidos.

¿Sabías qué...?

La defensora Ali Krieger y la arquera Ashlyn Harris confirmaron en marzo que están comprometidos para casarse más adelante este año. Son la primera pareja comprometida o casada públicamente en jugar en el mismo equipo nacional para los Estados Unidos.

Una breve historia del fútbol femenino en los Estados Unidos.

La aprobación en 1972 de la legislación federal conocida como Título IX, la ley que hace ilegal discriminar por razón de sexo en cualquier actividad financiada con fondos federales, creó oportunidades para que las niñas y las mujeres practiquen deportes que le dieron a los Estados Unidos una ventaja en la escena internacional

La selección femenina de EE. UU. no jugó su primer partido hasta 1985, en una derrota por 1-0 ante Italia, pero todo avanzó a gran velocidad y la selección se quedó con la primera Copa del Mundo en 1991. La segunda, en 1999, coronada contra China frente a más de 90.000 fanáticos en el Rose Bowl, fue un momento trascendental en el deporte estadounidense, impulsando la participación juvenil en las niñas.

Los resultados hablan por sí mismos: Estados Unidos ganó tres Copas del Mundo y nunca terminó peor que el tercer puesto, y le agrega cuatro medallas de oro olímpicas en el camino.

¿Qué jugadora será la revelación?

Rosa Lavelle. Las lesiones en los músculos isquiotibiales han limitado su participación en los últimos dos años, pero Ellis contará con la jugadora de 24 años y debutante de la Copa del Mundo para proporcionar verticalidad al medio campo y romper las líneas de defensa de los oponentes con su creatividad, visión y habilidad.

¿Cuál es el objetivo realista para los Estados Unidos en Francia y por qué?

Cualquier otra cosa que no sea una cuarta Copa del Mundo sería una decepción.

Presupuesto anual

Según los estados financieros auditados del año pasado, el gasto anual de US Soccer en el equipo nacional femenino fue de $ 17.1 millones de un presupuesto anual de $ 71.9 millones, sin incluir los $ 1.7 millones asignados para la Liga Nacional de Fútbol Femenino.

Número de jugadoras registrados

US Soccer no ofrece desgloses de género para sus 4.18 millones de jugadores registrados y 9.000 equipos de clubes afiliados. La última contabilidad precisa se produjo durante el Gran Informe de la FIFA en 2006, cuando el cuerpo directivo reportó 1.67 millones de jugadoras registradas, casi el doble de la siguiente nación más cercana (Alemania).

Bryan Armen Graham escribe en The Guardian US (Estados Unidos). Podés seguirlo en Twitter.

Este artículo forma parte de la red de colaboración de la Copa Mundial 2019 de The Guardian, una cooperación entre las mejores organizaciones de medios de los 24 países que disputan el Mundial femenino.

Conforme a los criterios de

Más información

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.