Esteban Andrada irá al Monumental para superar un récord de Antonio Roma en Boca

Esteban Andrada lleva 779 minutos sin recibir goles en Boca; está muy cerca del récord del club
Esteban Andrada lleva 779 minutos sin recibir goles en Boca; está muy cerca del récord del club Fuente: FotoBAIRES
Franco Tossi
(0)
29 de agosto de 2019  • 07:52

En algún momento puede llegar. Y está próximo a suceder. Tantas vallas invicta desde que llegó al club hacían imaginar que, en algún momento, podía alcanzar uno de los logros más grandes del arco de Boca. Esteban Andrada volvió a mantener su arco en cero en la igualdad ante Liga de Quito, en la Bombonera, que puso a su equipo en las semifinales de la Copa Libertadores y quedó a casi nada de anotarse en los libros de la historia azul y oro: si el domingo, ante River, repite esa solidez en apenas los primeros dos minutos de partido, alcanzará el récord de una leyenda.

Porque con la valla invicta conseguida en la noche del miércoles ante los ecuatorianos, alcanzó los 779 minutos sin recibir goles. Y las casualidades, el destino o el fútbol mismo tienen estas cosas: nada menos que ante el rival de toda la vida, en su estadio, puede igualar y superar el récord que ostenta el grandísimo Antonio Roma, un prócer de hace más de 50 años al que se lo recuerda mucho por lo sucedido aquel 9 de diciembre de 1962 en el que le tapó el recordado penal agónico a Delem con el que le impidió a River llegar puntero faltando una jornada para la definición: Roma tiene la cifra de 781 minutos sin sufrir goles en contra. Es decir que con solo los dos minutos iniciales, Andrada puede ponerse a la par en ese aspecto que quedará marcado para siempre.

¿Qué encuentros fueron los que le permitieron soñar con vivir este momento inolvidable? El minuto 31 de la final de la Copa de la Superliga perdida ante Tigre sobre el cierre del semestre pasado, fue el del último gol que recibió: en los pies de Janson, de penal. A esos 59 minutos que siguieron, hay que sumarle los 720 gracias a los posteriores siete encuentros con vallas invictas: los cruces de octavos de final ante Athletico Paranense (1-0 la ida; 2-0 la revancha), la igualdad ante Huracán, la victoria en Paraná ante Patronato (2-0), el triunfo frente a Aldosivi (2-0), la reciente alegría con Banfield (1-0) y ambos duelos ante Liga (el 0-0 de anoche y el 3-0 de la ida).

Sabandija, como le llaman, ya no asombra cada vez que sale a la cancha. El único tanto que Boca recibió en el semestre fue el que le convirtió Almagro a Marcos Díaz. Pero Andrada sigue agrandando su figura, más allá de ser la gran figura o no de un partido. Y este domingo puede quedar en la historia dorada del club.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.