Esteban Andrada volvió en Boca, conformó al Mellizo y se perfila para tener su final de Copa Libertadores ante River

El saludo de Andrada a la hinchada antes del arranque del partido ante Patronato
El saludo de Andrada a la hinchada antes del arranque del partido ante Patronato Fuente: FotoBAIRES
Patricio Insua
(0)
17 de noviembre de 2018  • 22:40

Como desde la primera vez que se calzó el buzo con el escudo de Boca y se ajustó los guantes, Esteban Andrada otra vez mostró la misma presencia y confianza que lo hicieron ganarse su lugar apenas llegó al club. Y esa seguridad de nuevo se tradujo en las expresiones de aprobación de los hinchas. El mendocino reapareció en el encuentro que el equipo de Barros Schelotto le ganó a Patronato con el aura del hombre indicado para lo que se viene. La prolongada ausencia de casi dos meses no lo desenfocó: se plantó como el dueño del arco. Y por eso el sábado próximo será titular en el Monumental, aun a pesar de la destacada actuación de Agustín Rossi en la ida.

Estuvo firme ante un remate abajo de Mauricio Sperduti apenas iniciaba el partido y espectacular frente a Matías Garrido en el cierre del encuentro. Respondió en los centros y no le faltó precisión en el juego con los pies. El regreso de Andrada se presentó ayer como el mejor refuerzo para Boca en la víspera del momento más transcendental.

"A Andrada lo vi bien. Fue a las pelotas divididas sin miedo", explicó Barros Schelotto. No fue un detalle. Porque en el cuerpo técnico xeneize querían ver eso. Si la fractura en el maxilar inferior por aquel choque con el brasileño Dedé del 19 de septiembre, ante Cruzeiro, no lo había atemorizado para repetir salidas arriesgadas. Pero no. Si el equipo lo necesitaba, él también ansiaba la vuelta no dejar pasar la gran oportunidad de su carrera.

Andrada fue un candado en el arco de Boca ante Patronato
Andrada fue un candado en el arco de Boca ante Patronato Fuente: FotoBAIRES

Si el hecho de adelantar el compromiso de la 13° fecha de la Superliga tenía como objetivo primordial probar a Andrada y darle 90 minutos de acción oficial, enfrentar a Patronato una semana antes de la definición copera era también una oportunidad para que los Mellizos comiencen a definir la formación. Descartado que Cristian Pavón pueda llegar en condiciones, ese lugar presenta dos alternativas principales: Darío Benedetto o Carlos Tevez . Si los entrenadores deciden no repetir el dispositivo de dos N° 9 y volver a reservar a Pipa como reaseguro goleador desde el banco, las acciones del exJuventus se elevan. "Que de la mano de Carlos Tevez, todos la vuelta vamos a dar", cantaron ayer desde las tribunas. Ubicado en el lugar que mejor le sienta (detrás del 9, que fue Mauro Zárate) estuvo movedizo, atento para jugar de primera y abrir la defensa en el juego corto de asociación. Ovacionado cuando fue reemplazado, después del partido se fue de la cancha mientras agitaba un puño al aire.

El otro futbolista que ayer también se jugó su chance de estar ante River fue Julio Buffarini. En el 2 a 2 en la Bombonera, Leonardo Jara sufrió cada vez que lo encaró el Pity Martínez y también en los duelos con Milton Casco; salió lesionado y entonces el exFerro tuvo mayor firmeza. Ayer se proyectó una y otra vez aunque por momentos le costó ordenarse defensivamente.

El presente y el futuro xeneizes lo ocupa exclusivamente la definición de la Copa Libertadores. Por eso, el partido ante Patronato no tenía relevancia desde lo que pudiese implicar en la Superliga, sino por las pruebas individuales que representaba. Esteban Andrada cumplió la suya de la mejor manera, Carlos Tevez apareció con sus destellos y Julio Buffarini se esforzó para ser salida y contención. Boca acomoda las últimas piezas y se arma para una definición en la que se contiene la gloria absoluta y el festejo más deseado.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.