Estudiantes de La Plata-Santos: el Pincha mereció el triunfo, pero perdió un partido increíble