El torneo Clausura. Estudiantes: no pierde energía ni voracidad y disfruta de la soledad en la cima