Sevilla, campeón. Europa, a los pies de España