Explotó Neymar: después de ganar el oro, increpó a los gritos a un hincha que lo había criticado