Falcioni rompió el maleficio

Es la primera vez que el DT se consagró campeón; "Le dedico el título a mi viejo que desde arriba me marca el camino siempre", dijo
(0)
13 de diciembre de 2009  • 21:47

Julio César Falcioni tiene mucho que festejar. Es la primera vez que se consagra campeón como entrenador y, como nunca se lo vio, con los ojos húmedos, le dedicó el triunfo a su familia: "Ya lloramos, le quiero dedicar este titulo a mi mujer, a mis hijas, a mi hermana, a mi vieja, y a mi viejo que desde arriba me marca el camino siempre".

No fue ésta la primera vez que el DT, de 53 años, hace historia en Banfield. El entrenador, en el 2005, llevó al Taladro a jugar la Copa Sudamericana y la Copa Libertadores, en la que llegó hasta los cuartos de final.

Como futbolista, comenzó su carrera como arquero de Vélez, en 1976, y hasta integró en alguna ocasión la selección nacional, pero vivió lo mejor en América de Cali, donde se consagró cinco veces campeón colombiano y alcanzó tres finales de la Copa Libertadores a mediados de los años ochenta.

"Fuimos el mejor equipo, sin ninguna duda, por eso somos campeones. Fuimos el conjunto más compacto, el que ganó en todas las canchas. Es difícil ser campeón y este grupo lo consiguió", manifestó Falcioni una hora después de finalizado el partido.

Faltaban dos minutos para el final y a Falcioni se lo notaba con la emoción en el rosto y los ojos vidriosos por lágrimas que intentaba aguantar. Hasta que Diego Abal pitó por última vez y el técnico gritó: "campeón" y empezó a caminar sin rumbo revoleando su saco y aferrandose al abrazo del dirigido que se le cruzara. Pero en la improvisada conferencia a las puertas del vestuarios se lo notó más tranquilo aunque emocionado y dejó en claro que el desahogo había pasado puertas adentro minutos antes.

"Hemos gritado, hemos llorado y ya hablé con mi esposa a quien le dedico el título al igual que a mis hijas", señaló.

Luego enumeró los sentires del técnico campeón: "No se si este título es un sueño cumplido. Creo que es la cristalización de un trabajo serio. Después de mucho trabajar, de mucho remar, es importante para mi. Además es un orgullo haberlo compartido con este grupo de jugadores", concluyó.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.