Febrero será un punto sin retorno para las lesiones

(0)
12 de diciembre de 2001  

Optimismo absoluto. " La situación de Gabriel no es para preocuparse, no compromete la vida de la selección ", aseguró Donato Villani, médico del seleccionado argentino, con suficiente convencimiento como para desterrar temores.

"Claro que es incómodo para la actualidad del jugador porque hoy por hoy no puede estar en las canchas, que seguro es lo que más desea, pero mirando hacia el futuro de la selección no hay por qué inquietarse", aclaró.

Villani sigue muy de cerca la situación de Batistuta. Como también la de todos los jugadores de la selección. Ya se han vuelto un clásico sus viajes a Europa para no perderse detalle de cada rehabilitación. "Las lesiones musculares o los pequeños desgarritos que un jugador puede sufrir ahora no representan un problema serio. En cambio sí lo serán si se producen a partir de febrero de 2002 porque estar tres o cuatro semanas inactivo a sólo tres meses del Mundial sí será complicado porque los tiempos se habrán acortado y por los entrenamientos y los amistosos que ese futbolista se podrá perder en la recta final hacia la competencia", analizó el facultativo.

Villani hizo una distinción entre los tipos de dolencia para apuntar la gravedad que encierra cada una de ellas. "Las lesiones que pueden ser comprometedoras si se producen hoy mismo son las ligamentarias -por eso seguimos muy detenidamente la evolución de Diego Simeone, que sufrió la rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla derecha- o las fracturas, pero no las musculares como le ha ocurrido a Gabriel. Su lesión grave fue la que padeció en el tendón rotuliano de la pierna derecha y afortunadamente ya quedó atrás. Batistuta está totalmente sano del tendón", concluyó Villani.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.