Fiebre Montillo: Tigre se envalentona con el talento de su ídolo y el pizarrón de Gorosito

Fuente: Télam
Nicolás Zuberman
(0)
11 de mayo de 2019  • 22:10

En el manual de lugares comunes del fútbol argentino hay una sentencia que se repite: aquello de que cualquiera le puede ganar a cualquiera. Este sábado, Tigre hizo carne esa frase: venció 2 a 0 a Racing, como local, y dio un paso importante para empezar a instalarse en las semifinales de la Copa de la Superliga.

Si sólo se toma como guía la tabla de posiciones, se podría hablar de una sorpresa enorme: Racing es el último campeón argentino y Tigre acaba de descender a la B Nacional. Pero no: el Matador de Victoria es el equipo que más puntos sumó en lo que va del año si se tiene en cuenta sólo las competiciones locales. Y la Academia no puede volver a ser el equipo que logró el título.

Aunque no se trata sólo de números. Tigre se fue al descenso el domingo 7 de abril, después de ganarle a River en el Monumental, nada menos. Un mes después le dio un cachetazo al campeón. Con la soga de los promedios apretándole el cuello, con una condena casi segura, apostó a un fútbol ofensivo y protagonista para intentar lo imposible. Quedó al borde de la salvación, pero logró algo que es muy difícil en el fútbol argentino: el reconocimiento del ambiente pese a no conseguir el objetivo. Ayer volvió a sumar méritos en ese sentido.

Fuente: Télam

Hay dos nombres para explicar este presente de Tigre. Uno es el de Walter Montillo, que marcó el primer gol del partido, a los 8 minutos del segundo tiempo, con una definición exquisita por sobre el cuerpo del arquero Gabriel Arias. Montillo, a los 35 años, eligió este equipo para volver a jugar al fútbol tras haber decidido su retiro en 2017, cuando jugaba en Botafogo, de Brasil, por reiteradas molestias musculares.

El volante fue el estandarte anímico y futbolístico de un equipo que desde que asumió Néstor Gorosito sumó casi el 70% de los puntos. Los hinchas deliraron con el número 14, al que ovacionaron cada vez que se acercaba a patear un tiro de esquina. "Montillo es de Tigre, de Tigre no se va", pidieron. Esa pasa a ser la gran incógnita: si este equipo, estos mismos nombres con esta misma identidad, intentarán imitar lo que realizó Arsenal y regresar a Primera el año siguiente al descenso.

El otro nombre, claro, es el de Gorosito. En 13 partidos dirigidos suma 8 victorias, 3 empates y dos derrotas. Marcó 24 goles, casi dos partido. Una vez consumado el descenso, tras aquel triunfo en el Monumental, se propuso volver a dejar una marca en esta Copa de la Superliga. Con sus futbolistas cansados por el desgaste de intentar esquivar la B Nacional hasta el último minuto, igual les logró tocar la fibra íntima para intentarlo. Vencieron a Colón, en la primera fase, pese a arrancar perdiendo. Luego dieron vuelta la serie ante Unión, en octavos de final. Y en cuartos se cruzaban con el campeón. La diferencia de entusiasmo quedó plasmada en los 90 minutos.

Fuente: FotoBAIRES

La Academia parece ser el caso opuesto. De los últimos siete partidos que jugó, venció sólo uno y empató los otros seis: 1 a 1 con Colón, 1 a 0 a Belgrano, 1 a 1 ante Tigre, 1 a 1 ante Defensa, 1 a 1 Estudiantes en La Plata, el 0 a 0 contra el Pincha en Avellaneda y la derrota en Victoria por 2 a 0. Si la excursión a Victoria, donde Racing se consagró campeón de la Superliga el 30 de marzo, era la oportunidad perfecta para dejar atrás la modorra post título, La Academia lo desperdició. "No quiero hablar más de eso, ya terminaron los festejos. El primer tiempo fuimos un equipo light", había dicho Eduardo Coudet luego del empate ante Estudiantes.

El mismo análisis podría haber realizado del juego ante Tigre. Racing fue un equipo estático, con poca movilidad para generar pases y para presionar, dos de las bases de este equipo. Tal vez la muestra más clara haya sido la jugada que terminó en el segundo gol. Ya a los 43 minutos del segundo tiempo, Lucas Menossi pudo pasar entre cuatro marcas dentro del área, para servirle el gol a Federico González. Fue el 2 a 0 que inclina esta serie. Y que ilusiona a los hinchas locales: "Tigre va a volver".

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.