El torneo Clausura. Fiel a sí mismo, Racing sufre y se ilusiona del principio hasta el final