Historias del fútbol de enero: Fonseca, el héroe que casi no jugó en River