Gallardo, entre el peso de la experiencia y la insatisfacción por no ganar por más margen

Gallardo y un look particular: se puso una pechera porque el color de su ropa era similar a la de la camiseta de River.
Gallardo y un look particular: se puso una pechera porque el color de su ropa era similar a la de la camiseta de River. Fuente: AP
(0)
24 de abril de 2019  • 23:59

Las estadísticas no lo abruman, tampoco le quitan el foco. Marcelo Gallardo diseña el ciclo internacional más ganador de la historia de River, pero esa tarea tampoco lo desvela, aunque el reconocimiento para el director técnico es mundial. Para el Muñeco todo pasa por extraer el máximo de cada integrante del plantel, de mentalizar a sus jugadores para que expresen en el campo de juego lo que se entrena en cada semana. Por eso a quien conduce desde mediados de 2014 lo seduce más el modo que el resultado, porque entiende que el camino será más sencillo a partir de una señal clara, motivadora. Y no repara en darle tiempo de adaptación a piezas que desde el entorno comienzan a desesperar porque no terminan de explotar. El rédito que descubre Gallardo desde esa paciencia y confianza es enorme y su tarea excede los nombres: en el estadio San Carlos de Apoquindo, donde selló la clasificación a los 8avos de final de la Copa Libertadores , después de superar 2-0 a Palestino, el director de orquesta fue Nacho Fernández, aunque quien porta la batuta alguna vez fue un apuntado como el uruguayo De la Cruz y en otro un resistido como Lucas Pratto. Ahora, todos tienen el respaldo y el reconocimiento de los de afuera, porque siempre estuvieron apuntalados por quien en verdad toma las decisiones: Gallardo.

"Que nos sostengamos como equipo más allá de los nombres me da mucha tranquilidad y la seguridad de que puedo encontrar respuestas en cada uno de mis jugadores", reflexionó Gallardo durante la conferencia de prensa, en la que enseñó que los resultados del ciclo impusieron condiciones frente a un rival que llegó a la cita motivado por la posibilidad de desestabilizar al campeón de América, pero que esa presión por ser protagonista y lograr la victoria terminó siendo contraproducente para Palestino. "Era un partido complejo, decisivo, porque los dos equipos nos jugábamos parte importante de la clasificación. La experiencia y el oficio del equipo para asumir este tipo de partidos hizo que lo tomáramos con más naturalidad que el rival", resumió el entrenador, que acumula 13 victorias, 16 empates y apenas siete tropiezos en Copa Libertadores al mando de River.

"Para ellos era el partido de sus vidas, el del año o del semestre, así lo hacían sentir en la previa, y si no estás acostumbrados a disputar esta clase de encuentros que se presentan con características de definitorios puede ser contraproducentes. Nuestro objetivo del semestre era clasificarnos a los octavos de final y lo logramos, pese a que el comienzo, con tres empates, parecía complicar la meta. Pero en los partidos trascendentales volvimos a demostrar personalidad, más allá de cualquier tipo de terreno", dijo Gallardo, para quien la tarjeta roja que recibió el colombiano Borré, por agresión, y la imposibilidad de marcar una diferencia más amplia en el marcador se presentaron como la mayor insatisfacción en la noche de Santiago de Chile.

"La experiencia y el oficio lo sentimos de manera más natural que Palestino. También hay algo de insatisfacción, porque podríamos haber ganado por más diferencia. No tuvimos eficacia para las ocasiones que tuvimos, hubo varias jugadas que podríamos haberlas terminado mejor. Nosotros tenemos que seguir alimentando el respeto que nos hemos ganado", amplió Gallardo.

La tabla de posiciones

Las últimas dos fechas

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.