Explosión: Gimnasia le ganó a Newell's con un gol en el último segundo y ahora se ríe del descenso

Tijanovich celebra un gol inolvidable.
Tijanovich celebra un gol inolvidable. Fuente: FotoBAIRES
Máximo Randrup
(0)
15 de marzo de 2019  • 17:00

Gimnasia no aseguró la permanencia matemáticamente, es cierto, pero el tanto de Horacio Tijanovich en el último segundo del descuento representa la salvación. En su estadio, en la última jugada del partido, el delantero mandó un zurdazo al fondo del arco después de una media vuelta y así su equipo derrotó 1-0 a Newell's y le sacó ocho puntos a sus perseguidores en la tabla de los promedios.

Lo que tienen en la tabla, ofrecieron en la cancha: poco. Eso, a Gimnasia, hoy le importa un comino. Ganó, lo hizo en el instante final y con estas tres unidades se abraza a la primera división.

El gol de Tijanovich y la emoción de un hincha

Antes de ese grito desaforado de todo un club, hubo un espectáculo pobre. Cuando se había jugado casi media hora sin que ningún hincha conjugara el verbo "merecer", Víctor Ayala ofreció la primera llegada nítida del encuentro. El paraguayo, un especialista de la pelota quieta, ejecutó un tiro libre que combinó fuerza y precisión; la pelota, inalcanzable para el arquero Alan Aguerre, se estrelló en uno de los palos. Fue el único remate de riesgo de todo el primer tiempo.

La escena del gol: el zurdazo ya partió y Aguerre, el arquero, no podrá detenerlo.
La escena del gol: el zurdazo ya partió y Aguerre, el arquero, no podrá detenerlo. Fuente: FotoBAIRES

La Lepra, en la etapa inicial, tuvo dos aproximaciones sobre el cierre. En la primera lo cerraron justo a Mauro Formica cuando estaba por definir de frente al arco, y en el avance siguiente Alexis Rodríguez probó desde afuera del área y Sebastián Moyano atajó en dos tiempos.

En el complemento la historia cambió: la paridad se transformó en una supremacía tibia de Newell's. Gimnasia cedió el dominio territorial (queda la duda si no supo o no quiso atacar), mientras que el conjunto rosarino careció de rebeldía para animarse a ir por todo.

Los minutos, como siempre hacen los minutos, se sucedieron. Las ocasiones de gol, como sucede cuando no hay ideas, escasearon. Hasta que apareció Tijanovich. San Tijanovich, desde esta noche. El tipo, como si no se tratara del último segundo del partido, la paró en el área y definió al lado del palo. Un gol agónico. La salvación.

Ortiz, el DT de Gimnasia, desaforado en el festejo con Comba.
Ortiz, el DT de Gimnasia, desaforado en el festejo con Comba. Fuente: FotoBAIRES

El tuit de Gimnasia, como si fuera de un hincha

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.