Godoy Cruz le puso la firma a una campaña que no olvidará