Golpe final: Vélez cayó ante Fénix

En Uruguay, el equipo de Liniers perdió por 2 a 1, a dos minutos del cierre; Chilavert se mostró lento
(0)
26 de febrero de 2004  

MALDONADO, Uruguay.- Sintió el golpe... Vélez, que había insinuado buen juego en el primer tiempo, cayó ante el ímpetu del modesto Fénix: a dos minutos del final perdió por 2-1, en un partido correspondiente al Grupo 2 de la Copa Toyota Libertadores. El equipo de Liniers había igualado en su debut con Unión Atlético Maracaibo (1-1), de Venezuela, en Liniers, y apenas tiene un punto, situación que lo obligará a sumar de a tres para conseguir la clasificación.

Fénix, que venía de ser goleado por Once Caldas (3-0), en Colombia, buscó imponer su juego para rehacerse de aquel mal primer paso. Por eso, resultó un equipo vertiginoso en los primeros minutos: un remate que Marcelo Segales no tomó bien fue el primer aviso para el arquero José Luis Chilavert.

El equipo uruguayo mostró determinación y actitud para convertirse en el dominador del juego, pero esa búsqueda constante le abrió los caminos al conjunto de Liniers. Fénix descuidó la defensa y en una desinteligencia de los centrales Marcelo Méndez y Alejandro Lago, Santiago Bianchi guapeó en una escapada solitaria y definió cruzado ante la salida del arquero Ignacio De León.

Hasta allí, Vélez no había hecho demasiado para justificar la victoria parcial, pero la ventaja fue la mejor excusa para que Vélez desplegara su juego. Y se animó a más. Entonces, las situaciones se repartieron en los dos arcos. Primero, Segales tuvo otra chance que terminó en las manos de Chilavert, y más tarde, Pellegrino contraatacó con un remate de larga distancia que pasó a pocos metros del arco uruguayo.

A punto estuvo Vélez de ampliar el score, en otra jugada desafortunada de la defensa de Fénix: el arquero De León salió mal a cortar un centro, Buján tomó el rebote y su remate dio en el travesaño. Vélez daba la impresión de ser un equipo más sólido, aunque esa ventaja sólo estaba reflejada por la mínima diferencia.

El conjunto uruguayo buscó quebrar ese dominio territorial del adversario y asumió el protagonismo en el segundo capítulo. Cuando los volantes Julio Rodríguez y Diego Emanuele ganaron confianza, Fénix se adelantó varios metros en el campo. Y encontró la igualdad en un estupendo remate de tiro libre de Julio Rodríguez, que superó la barrera y sorprendió cuando iban 9 minutos a Chilavert -muy lento-, que adivinó la intención, pero no pudo evitar que la pelota entrara.

Vélez sintió el impacto del empate y le costó unos minutos recuperar la actitud. Apenas unas escapadas de Valdemarín por el sector derecho fueron las insinuaciones del equipo argentino, que perdió terreno y en algunas ocasiones dejó a los delanteros uruguayos cara a cara con Chilavert.

A dos minutos del final, José Carini, con un derechazo inatajable para el paraguayo, selló el 2-1 que sepultó las ilusiones del equipo argentino. A esas alturas, ya sin tiempo ni reacción -Chilavert ensayó sin suerte un tiro libre- para cambiar la historia. Fénix, con guapeza y decisión, se quedó con una festejada victoria que abrió algunas incógnitas en el conjunto que dirige Carlos Ischia.

  • Impotencia pura

    Los jugadores de Vélez abandonaron el estadio Domingo Burgueño Miguel con mucha bronca. Evitaron el diálogo y sólo Santiago Bianchi se refirió a la derrota: "Tenemos mucha impotencia, porque se perdió un partido increíble que se podría haber ganado", dijo el delantero.
  • MÁS LEÍDAS DE Deportes

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.