Gustavo Alfaro y su llegada a Boca: la llamada que convenció a Burdisso

Gustavo Alfaro, un meticuloso DT que llega al banco de Boca
Gustavo Alfaro, un meticuloso DT que llega al banco de Boca Fuente: FotoBAIRES
Franco Tossi
(0)
21 de diciembre de 2018  • 20:24

El "Día A" llegó a Boca. Tal como estaba estipulado, Nicolás Burdisso, nuevo director deportivo de la institución de la Ribera, y Daniel Angelici consensuaron el nombre a buscar a fondo para que se convierta en nuevo entrenador tras la salida de Guillermo Barros Schelotto. Y ese es Gustavo Alfaro. Un candidato que se convirtió en realidad, pese a no tener el apoyo unánime de la dirigencia. Ni siquiera el convencimiento absoluto del presidente, que terminó cediendo.

En primer lugar, porque gran parte de la comisión directiva no está conforme con la decisión de Angelici de incorporar a la estructura y al equipo de trabajo aquella función de la cual el exzaguero ahora se hizo cargo: no hay nada en contra de Burdisso, pero sí del cargo. En consecuencia, las decisiones que toma ahora con respecto al entrenador y las que tomará luego, siempre serán miradas de reojo y con desacuerdo.

Por eso es que Alfaro no tiene la unanimidad en el club. Aunque lo importante es que sí tiene el consenso entre el director deportivo y el presidente: en medio de un clima interno muy caliente y quebrado, ellos dos serán de ahora en adelante los que se pongan este tipo de cuestiones al hombro. Aunque esta situación tiene una salvedad. Porque tras la negativa de José Pekerman, el único postulante que generaba una ilusión conjunta, el técnico de Huracán se transformó en el apuntado por Burdisso: está convencido de que él es el indicado para iniciar este proceso de reestructuración. Y Angelici solo acompaña, pero no está completamente de acuerdo: su candidato era Antonio Mohamed, un nombre que para el director deportivo nunca consideró.

Angelici y Burdisso, el día de la presentación del nuevo manager.
Angelici y Burdisso, el día de la presentación del nuevo manager. Fuente: Telam

¿Por qué fue Alfaro el elegido? Cuando parecía que su figura no tenía fuerzas, la charla telefónica que tuvo con el exdefensor cambió el rumbo. En ese rato que duró el diálogo, Burdisso encontró una sensación muy grata: en su cabeza se fue acomodando la idea que Alfaro era el tipo de DT justo para este momento. Ganador de varios títulos, tiene la experiencia, sabiduría, seriedad y serenidad que buscan, además de una idea futbolística y un método de trabajo que lo atrapó. Aunque Burdisso también encontró del otro lado la predisposición para llevar adelante lo que él desea: empezar a tener muy en cuenta a los juveniles que no han tenido grandes posibilidades de mostrarse.

Aunque, claro, lograr el desembarco en Boca no era algo sencillo. Alfaro tiene contrato con el Globo y Alejandro Nadur, el presidente de la entidad de Parque Patricios, es conocido por ser alguien duro a la hora de las negociaciones. La intención principal en Boca era que el propio Alfaro (que no está en el país, pero Daniel Comba, su representante, estuvo en las negociaciones) pudiera resolver por su cuenta la desvinculación de Huracán. En las negociaciones entre entidades, Huracán pediría un ingreso económico importante y, en lo posible, jugadores.

Desde que llegó, Nicolás Burdisso quería cerrar cuanto antes un entrenador para 2019. En el cierre de la semana, el objetivo estaba encaminado y solamente resta la firma de Alfaro. Y luego su presentación oficial, algo que se produciría la semana próxima, luego de la Navidad.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.