Habrá 900 efectivos

(0)
27 de diciembre de 2001  

Similar al que se dispone cuando se trata de un superclásico entre Boca y River o frente a encuentros de la mayor trascendencia, el operativo de seguridad para el partido de hoy entre Vélez y Racing tendrá un vastísimo despliegue.

Anoche se terminaba de delinear el dispositivo policial, pero desde la comisaría 44a, con jurisdicción sobre el estadio José Amalfitani, se adelantó que se destinará un total de alrededor de 900 efectivos para controlar que nada altere el orden antes, durante y después del partido. El casi millar de agentes se discriminará entre personal de policía montada, infantería, bomberos y efectivos en motos, además de perros.

El jefe del operativo será el comisario Eduardo Serén, máxima autoridad de la seccional.

"La principal recomendación para la gente es que no se acerque a la zona nadie que no disponga de la entrada , ya que no podrá ingresar en un radio aproximado a los 400 metros alrededor del estadio", indicó el jefe policial. Dirigentes de Vélez informaron que las puertas del estadio se abrirán a las 13.

Serén agregó que el operativo arrancará desde bien temprano en los alrededores de la cancha, con servicios adelantados. Otro punto en el que puso énfasis la autoridad policial es que hoy no habrá venta de entradas en las boleterías del estadio de Vélez.

El ingreso de los hinchas será canalizado por distintos sectores. Los simpatizantes de Racing entrarán por la calle Reservistas Argentinos, mientras que los de Vélez lo harán por la avenida Juan B. Justo. Anoche ya se observaba una cola de hinchas académicos haciendo cola en las puertas de la cancha .

Si Racing es campeón, rápidamente se retirará de la cancha la gente de Vélez y luego habrá vigilancia para los hinchas de la Academia hasta que accedan a la avenida General Paz o la Autopista 25 de Mayo, rumbo a Avellaneda.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.