El torneo Clausura. Hasta Falcioni se hubiera quedado en la pileta