Hiddink: Corea es pura motivación

“Finalizar tercero en un Mundial no es ninguna tontería”, dijo el DT. El cotejo por el tercer puesto será mañana, ante Turquía. El plantel y el técnico serán condecorados
(0)
28 de junio de 2002  

JEONJU, Corea del Sur.– Motivación en estado puro. El holandés Guus Hiddink, convertido en un emblema como DT del seleccionado de Corea del Sur, declaró que el seleccionado local, a pesar de quedar relegado a jugar el partido por el tercer puesto, mañana, ante Turquía, no perdió la motivación.

“El sábado, en el partido por el tercer puesto, vamos a salir a dar la vida. Nos lo debemos a nosotros mismos y a todos los simpatizantes coreanos, que nos apoyaron sin cesar. Todos seguimos con una gran motivación”, dijo Hiddink.

“Finalizar tercero en un Mundial no es ninguna tontería. Por eso vamos a darlo todo para acabar como el tercer mejor equipo del mundo”, comentó.

El match se jugará mañana, a las 8 de la Argentina, en el estadio de Daegu, en el sudeste de Corea del Sur, que tiene una capacidad para 68.000 espectadores.

El técnico holandés, considerado un héroe nacional, tiene mucho respeto por Turquía, otra de las grandes revelaciones de la Copa del Mundo. “No llegó a las semifinales por casualidad y practica un muy buen juego de ataque. Será un partido muy duro”, dijo.

“Queremos darle la última gran alegría al pueblo coreano, que nos apoyó siempre; ellos se merecen que Corea quede en lo más alto del fútbol mundial”, expresó el técnico.

Sang-chul Yoo, una de las figuras del conjunto, siguió por el mismo camino que el DT. “El Mundial aún no se terminó para nosotros. Vamos a salir en el partido contra Turquía con la misma determinación que en el primer partido del campeonato. Si hay algo que nos sobra, es motivación”, dijo.

Corea del Sur quedó relegada a jugar por el tercer puesto, luego de caer ante Alemania por 1 a 0.

Más allá de los preparativos para el último cotejo, en Corea se vive una verdadera fiebre roja. Y, ahora, llegó el tiempo de las gratificaciones: los jugadores recibirán las condecoraciones oficiales por la exitosa serie mundialista. “El gobierno está estudiando la entrega de unas distinciones. Aún tenemos que decidir cuándo homenajearemos a los jugadores”, dijo Park Sun Sook, vocero del presidente Kim Dae Jung.

El entrenador Guus Hiddink y los 23 jugadores recibirán la medalla Dragón Azul, que sólo se reserva para aquellos atletas que se destacan en competencias internacionales. Hiddink será el primer extranjero en recibir esta distinción.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?