Hiddink, un afortunado

(0)
23 de junio de 2002  

GWANJU, Corea del Sur (De un enviado especial).– El entrenador de Corea del Sur, Guus Hiddink, no para de hacer historia: por segunda vez consecutiva llevó a un seleccionado a las semifinales de una Copa del Mundo (ya lo hizo con Holanda, en Francia 1998).

Satisfecho por el rendimiento de sus dirigidos, el DT holandés analizó el triunfo por penales (5-3) frente a España: “Fue una experiencia tremenda para mis jugadores... y tuvimos suerte en los penales. El partido fue parejo, un cincuenta y cincuenta. Fuimos demasiado defensivos a veces y España tuvo superioridad en un momento del primer tiempo y en otro del segundo, pero no pudo definir. Pero también creo que España no supo aprovecharse de la inexperiencia de mi equipo y se debe criticar a sí mismo. La verdad es que me siento una persona muy afortunada en el fútbol”.

Sobre las quejas de los españoles, que manifestaron que fueron perjudicados por el árbitro Gamal Ghandour, de Egipto, Hiddink señaló: “No estoy de acuerdo. Hay que observar todo, hay que ver bien las imágenes, y darse cuenta de que uno de mis jugadores (Kim Nam Il) se tuvo que retirar casi con la pierna rota por un golpe fortísimo y que ni siquiera se sancionó”.

De cara al encuentro con Alemania, por la semifinal de Corea-Japón 2002, el técnico mostró cierta preocupación, aunque nunca lo abandonó la confianza: “Ahora tendremos un día menos para recuperarnos para la semifinal con los alemanes, es decir, el fixture no nos favoreció. Pero no tenemos nada que perder. Y ante Alemania seremos como una jauría de perros hambrientos”.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.