Hiddink: un DT orgulloso

(0)
30 de junio de 2002  

DAEGU, Corea del Sur (De un enviado especial).– Orgullo. Esa fue la expresión y el sentimiento que resumió el sentir del técnico de Corea del Sur, el holandés Guus Hiddink, tras la tarea de sus jugadores en esta Copa del Mundo, luego de la derrota por 3 a 2 ante Turquía, acaso su último partido en el cargo.

“La tarea del segundo tiempo confirmó el orgullo que siento por estos jugadores. Yo estaba desesperado por finalizar tercero, pero algunos errores defensivos nos obligaron a conformarnos con el cuarto lugar”, dijo el entrenador, que conquistó la misma posición con la selección de Holanda en Francia 98.

Hiddink aseguró que la importante campaña que uno de los países organizadores realizó en este Mundial es mérito de los jugadores. “Considero que todo el equipo es el responsable de este logro, que, sin ninguna duda, tiene carácter histórico. Ellos le demostraron a todo el mundo lo que pueden hacer con su espíritu de equipo”, aseguró el entrenador.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?