Huevazos contra la embajada de Corea

(0)
24 de junio de 2002  

MADRID (ANSA).– La renuncia del presidente de la Federación Española de Fútbol (FEF) a la Comisión Arbitral de la FIFA; los huevazos contra la embajada de Corea del Sur en esta ciudad; los furiosos titulares de la prensa apuntándole al árbitro egipcio Gamal Ghandour, y un gran encono de rumores rodean la eliminación del Mundial del seleccionado español, que hoy será recibido por el rey Juan Carlos.

El presidente de la FEF, Angel María Villar, presentó ayer, en Seúl, la renuncia a su cargo en la Comisión Arbitral de la FIFA, tras la escandalosa actuación del referí egipcio Gamal Ghandour.

Villar había elogiado el nivel de los árbitros del certamen días atrás, pero la eliminación de España ante Corea del Sur, en medio de enormes controversias por la actuación del juez –a quien él había considerado una “garantía absoluta”–, lo hizo cambiar de parecer. El árbitro africano les anuló dos goles legítimos a los españoles y Corea se impuso en los penales por 5 a 3.

En tanto, el plantel del seleccionado español llegará hoy a Madrid, y desde el aeropuerto de Barajas irá directamente al palacio de La Zarzuela, donde lo recibirá el rey Juan Carlos.

Los surcoreanos que viven en España también sufrieron los rigores del enojo, aunque evitaron los festejos públicos “por seguridad y por respeto a España”, dijo Tae Suck Kim, presidente de la comunidad asiática en ese país.

Los temores del dirigente se confirmaron horas después del partido: la fachada de la embajada de Corea del Sur en Madrid recibió una lluvia de huevos, que la sufrieron también los empleados que salían del edificio.

El malestar fue evidente.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?