El torneo Clausura. Huracán apuesta a la fuerza de la convicción