Independiente perdió ante Gimnasia y su sueño de pelear el título se desvanece