Independiente: una derrota y a esperar

El equipo de Avellaneda remontó dos veces una desventaja, pero finalmente cayó como visitante por 3 a 2 ante Cienciano y su clasificación para los octavos de final se mantiene en suspenso
(0)
21 de abril de 2004  

AREQUIPA, Perú (Especial).- Por más que dos veces levantó una desventaja, Independiente se volvió de esta ciudad con las manos vacías y la esperanza en suspenso para alcanzar los octavos de final de la Copa Toyota Libertadores. Porque con la derrota de anoche ante Cienciano por 3 a 2 quedó definida su participación en el repechaje de la semana próxima.

El partido se le hizo cuesta arriba a Independiente desde el principio, porque a los 13 minutos, un remate de Acasiete le quedó justo a Portilla, quien venció a Navarro Montoya. Grave error de Leonel Ríos, que se quedó pegado a un poste y habilitó así a todos los futbolistas de Cienciano.

Aún con dificultades, Independiente intentó una reacción. Su voluntad encontró rápidamente el alimento del gol, luego de una buena combinación entre el uruguayo Sebastián García y Daniel Quinteros, que Jairo Castillo convirtió en su primer tanto con la camiseta de Independiente.

La esperanza le abría nuevamente sus puertas al conjunto de José Pastoriza. Pero otra vez las graves fallas de la última línea le impidieron sostener el resultado. A los 22 minutos, tras otro córner ejecutado por Julio César García desde la izquierda, Acasiete entró solo y anotó con un fuerte cabezazo.

Los Rojos sintieron el impacto de estar nuevamente en desventaja. Por eso, a partir de ese momento el dominio quedó en manos del conjunto peruano, que estaba eliminado de antemano de la competencia. De hecho, tuvo algunas posibilidades concretas para aumentar el marcador, un par de veces por medio de Miguel Mostto y otra por medio de Alessandro Morán.

Algo desorientado e intactos los problemas en la última línea, a Independiente le vino bien el entretiempo, porque allí pudo reacomodar sus piezas para enfrentar con aires renovados el el segundo período.

Se notó claramente un cambio de actitud. Adelantó varios metros a sus hombres y le tiró el equipo encima a Cienciano. Los peruanos, ya jugados en el certamen, se dedicaron a aguantar los embates de Independiente durante los primeros minutos de la segunda parte.

Más allá de algunas aproximaciones, el equipo de Pastoriza no pudo alcanzar nuevamente la igualdad. Castillo desperdició un par de ocasiones y poco a poco se diluyó el entusiasmo de los hombres de Avellaneda.

Pasado el sofocón inicial, Cienciano volvió a animarse. Y lo hizo con más peligro que su rival. Por eso el Mono Navarro Montoya empezó a erigirse en la gran figura del partido. De no ser por varias intervenciones suyas, el equipo argentino se hubiera traído más de tres goles de Arequipa.

Sólo le quedaron los contraataques a Independiente, pero no tuvo la precisión necesaria para aprovechar los espacios disponibles en velocidad. Hasta que, a los 30 minutos, una jugada individual de Cristian Giménez por la derecha terminó con el gol en contra de Ccahuantico.

Pero así como una vez más renació la ilusión, de la misma manera se diluyó ante el penal de Quinteros sobre La Rosa, que Lugo transformó en el tercer tanto de Cienciano a los 37 minutos. Fue el 3 a 2 definitivo. Ahora, a los Rojos sólo le queda definir su pase a los octavos de final en el repechaje y lejos de Avellaneda.

Bronca contra el árbitro

AREQUIPA (Especial).- La derrota ante Cienciano obligó a Independiente a definir su suerte en el repechaje. Hubo mucha amargura y bastante bronca contra el árbitro venezolano Luis Solórzano. "Trabajamos mucho durante cinco meses como para que nos roben así... Vio el penal que hicimos nosotros, pero ignoró uno clarísimo que le cometieron a Hernán Losada. Pero estoy tranquilo porque vamos a clasificarnos", dijo Christian Giménez. El arquero Carlos Navarro Montoya tampoco perdió el optimismo. "No estamos afuera de la Copa Libertadores. Ahora tenemos que concentrarnos para el próximo objetivo y, de una vez por todas, conseguir la clasificación. Este equipo tiene un espíritu enorme y puede lograr lo que se propone", afirmó el guardavalla.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.