El ascenso. Italiano sufre por la violencia