Japón, duro con los violentos

La policía nipona advirtió que será muy estricta con los barrabravas y los revendedores
La policía nipona advirtió que será muy estricta con los barrabravas y los revendedores
(0)
31 de enero de 2002  

TOKIO.- La policía japonesa adoptará una política de tolerancia cero con los potenciales violentos que concurran a la Copa del Mundo de fútbol, que comenzará el próximo 31 de mayo. La Agencia Nacional de Policía (NPA) hizo público ayer, en inglés, un comunicado en el que advirtió que será muy severa con los barrabravas, los revendedores de entradas y con cualquiera que intente usar o vender drogas en el campeonato que se llevará a cabo entre Corea del Sur y Japón.

"Estaremos vigilantes y nos ocuparemos con firmeza contra cualquiera que se muestre violento o alborotador. El hooliganismo no será tolerado ", señaló el mensaje de la NPA, que además confirmó que la policía japonesa estaba en contacto con autoridades del extranjero para prevenir que conocidos hinchas violentos ingresen en el país antes o durante el Mundial.

El comunicado será traducido al francés, alemán y español y enviado a varias embajadas, así como a las autoridades internacionales en materia de seguridad, y serán impresas también en los panfletos de las agencias de viajes para intentar extender su difusión.

El mensaje también hace referencia a las recientes provisiones legales aprobadas por el Parlamento japonés, que penalizan con celeridad los comportamientos violentos y facilitan las deportaciones.

La NPA destacó que su principal objetivo obedece al de ayudar a crear un "ambiente de seguridad y fortalecer una atmósfera festiva durante el Mundial" para todos aquellos que disfrutan con el fútbol.

Los organizadores japoneses de la Copa dijeron recientemente que entre 500 y 700 efectivos iban a estar al servicio del denominado Grupo de la Muerte , el F, que tiene a la Argentina como cabeza de serie y está acompañado por Inglaterra, Nigeria y Suecia. Justamente, tras conversaciones entre funcionarios del Comité Organizador japonés (Jawoc) y la Federación Inglesa de fútbol, 800 reconocidos hooligans no podrán ingresar en Japón .

La policía japonesa, que trabaja estrechamente con las fuerzas de seguridad extranjeras, envió varios agentes a Europa para estudiar los métodos de actuación ante grandes multitudes desbordadas. Del mismo modo, la policía extranjera tiene previsto enviar varios especialistas a Japón para colaborar con la NPA durante la Copa del Mundo.

Equipos policiales antihooligans, fuertemente armados, han estado practicando durante los últimos meses para evitar desmanes como los cometidos por hinchas violentos ingleses en el Mundial de Francia 1998 y también en la Eurocopa de Naciones disputada en Bélgica y Holanda, en 2000.

No al cacerolazo coreano

Como por razones de seguridad se prohibirán las manifestaciones en los alrededores de los diez estadios coreanos, la Confederación Surcoreana de Sindicatos informó ayer que adelantará la renegociación de salarios para evitar conflictos sociales en el Mundial.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.