Javier Saviola gritó por duplicado para Olympiacos y eliminó a Benfica, su ex equipo