Junior: “Tenemos jugadores que hacen diferencia”

El ex crack brasileño analizó la final y, además, realizó un duro análisis del torneo; entre otras cosas, dijo: “Ninguno puede gozar con el nivel de fútbol que se ha visto”
El ex crack brasileño analizó la final y, además, realizó un duro análisis del torneo; entre otras cosas, dijo: “Ninguno puede gozar con el nivel de fútbol que se ha visto”
Cristian Grosso
(0)
30 de junio de 2002  

YOKOHAMA, Japón.– Habrá que reconocer que los medios brasileños tienen buen gusto para contratar a sus columnistas. Así como TV Globo apostó por Paulo Roberto Falçao, la señal de cable SportTV confió en Junior, aquel lateral izquierdo que marcó una época en los 80. “Mi víctima favorita era el arquero Schumacher”, bromeó hace unos días en la apertura de uno de sus comentarios. Ya palpitando la final con Alemania, él recordó que entre 1981 y 1982 le marcó goles a los germanos a través de tres partidos sucesivos. Pero el desenlace del Mundial es sólo un capítulo de la charla. Junior se entusiasma si se trata de hablar de fútbol. Y defiende una idea.

–¿Qué conclusiones le deja este Mundial?

–Ninguno puede gozar con el nivel de fútbol que se ha visto, si es que de este deporte espera espectáculo, jugadas desequilibrantes... En el fútbol de hoy mandan los esquemas tácticos, donde ahora los jugadores son apenas piezas, figuras que se ponen a las órdenes de otros. Tal vez por eso la selección brasileña, que cuenta con futbolistas de cualidades superior a muchos otros, llegó adonde llegó.

–¿Por qué cree que ahora el jugador se limita a obedecer lo que los técnicos le piden?

–Es un problema de mentalidad. Si al jugador se le propone jugar con un estricto sistema táctico o con libertad, para ellos es lo mismo. Para ellos es indiferente, no están preocupados con hacer una contribución al fútbol-arte. Los jugadores están hoy mucho más preocupados con otras cosas que pasan por fuera de la belleza del fútbol. Y me parece que eso va más allá de cualquier situación en la que los entrenadores los coloquen.

–Así, el fútbol retrocede.

–Parecería que ésa es una de las conclusiones que arrojaría este Mundial, pero preferiría no ser tan alarmista. Me parece que es una cuestión de coincidencias. Si nosotros tuviésemos aquí, en los tramos finales del Mundial, a las grandes selecciones, seguro que podríamos ver juegos mucho mejores, más interesantes, más bonitos. Es una cuestión de calidades. Es que no se pueden ver partidos buenos si no hay jugadores buenos. Esa es la verdad.

–¿Usted a quién elegiría como la figura del Mundial?

–No ha habido ningún gran jugador... Vi a algunos que tuvieron actuaciones buenas, pero no hay ninguno que haya tenido actuaciones excelentes. No hubo nadie diferente.

–Pero a Brasil le alcanzó para llegar hasta la final.

–Es que justamente Brasil tiene lo más importante: material humano. Tiene a Cafú, a Roberto Carlos, a Ronaldo, a Ronaldinho Gaúcho... Tenemos jugadores que hacen diferencia. Lo que tal vez le faltó a esta selección fue tiempo para trabajar.

–¿Qué oposición se imagina que le planteará Alemania?

–Alemania es maestra en castigar a los rivales que cometen errores en la salida. Si recuperan la pelota en la mitad ofensiva, son muy contundentes. Eso me preocupa, porque Lucio y Edmilson insisten con trasladar la pelota. Y otra cosa que me inquieta es que a Alemania le gusta jugar de contraataque y tiene más velocidad que los turcos. Si Brasil le regala oportunidades, estoy seguro de que los alemanes las pueden aprovechar mucho mejor que los turcos.

–¿A los jugadores no los puede condicionar el recuerdo de la final de Francia 98?

–Por lo que conozco del entrenador y de los jugadores, ese pensamiento no debe existir. De este plantel en Francia sólo estuvieron Cafú, Roberto Carlos, Ronaldo, Rivaldo, Dida y Denilson. Son pocos.

–Usted, que fue uno de los principales intérpretes de un estilo de juego, ¿qué siente cuando ve a Brasil defender con tres jugadores y utilizar carrileros?

–Si lo ha decidido así el entrenador... El estilo de Brasil no responde al gusto de los torcedores, no es como nosotros preferimos jugar; siempre Brasil, que así ganó cuatro Mundiales, lo hizo utilizando un esquema 4-4-2.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.