La agenda viene muy cargada

Boca deberá afrontar cinco partidos en 18 días, en los que definirá su suerte en las dos competencias
(0)
26 de abril de 2004  

LA PLATA.– Boca se mantiene fuerte, sin lugar para las fisuras y con la atención puesta en las dos competencias a su alcance: el Clausura y la Copa Libertadores. Sin embargo, a partir de esta semana se le viene un período de máximo rigor al equipo dirigido por Carlos Bianchi. La agenda para las próximas dos semanas incluye una catarata de partidos que probará la fortaleza física del plantel xeneize, ayer resentido con la lesión de Abbondanzieri.

El periplo se inicia el próximo jueves ante Newell’s, en la Bombonera, por la 12ª fecha del Clausura. Debido a que se corrió la jornada del torneo local, Boca tendrá descanso hasta el martes 4 de mayo, día en que comenzará a disputar los octavos de final de la Libertadores ante Sporting Cristal, en Lima (para ello viajará el domingo próximo, a las 21).

El domingo siguiente, el conjunto xeneize se trasladará a Avellaneda, donde se medirá con Independiente por la 13ª fecha del Clausura.

El miércoles 12 será la decisiva revancha en la Bombonera contra el Sporting Cristal, mientras que el domingo siguiente Boca afrontará como local nada menos que el superclásico contra River.

Serán cinco partidos en 18 días en los que se definirá la suerte en los dos certámenes, en los que Boca está excelentemente posicionado. Como lo viene haciendo desde el comienzo de la temporada, Bianchi seguirá rotando los jugadores para evitar lesiones y desgaste. Ayer, por ejemplo, de los habituales titulares no jugaron Perea, Clemente Rodríguez y Barros Schelotto.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.