La argentina, en un clima que quiere poner nervioso a Messi

La selección llega con calma al duelo ante Perú, en Lima, a las 22.25; Leo, eje de una fuerte campaña para perturbarlo
Claudio Mauri
(0)
11 de septiembre de 2012  

LIMA.– Las eliminatorias ya avanzaron lo suficiente como para ir describiendo un paisaje que, si bien no es definitivo, es bastante orientador. Lo recorrido hasta aquí muestra a la Argentina en una situación muy favorable, en resultados y en el armado de un equipo que se va consolidando, aun con baches y con aspectos por mejorar.

Las últimas dos veces que el seleccionado vino a la siempre nublada y brumosa Lima por la clasificación a un Mundial tuvo consecuencias casi inmediatas sobre el destino de sus técnicos. En 2004, luego de un 3-1 con un plantel que en su mayor parte venía de obtener la medalla dorada en los Juegos de Atenas, Bielsa renunció "por falta de energías", lo cual representó toda una sorpresa porque el momento del equipo era positivo. El "Loco" esperó una ocasión propicia y favorable a él para terminar con una gestión que ya no deseaba compartir con Julio Grondona. En 2008, el ciclo de Basile agudizó su deterioro con un 1 a 1; los jugadores fueron a festejar el gol de Cambiasso con Heinze, que estaba en el banco de suplentes y pagaba un error en el partido anterior frente a Paraguay. En la serie siguiente de las eliminatorias, el "Coco" se fue después de la derrota 1 a 0 en Chile.

Sabella llega a esta ciudad para darle continuidad e impulso a un proyecto al que cabe imaginarle un promisorio porvenir por las condiciones y juventud de varios de sus integrantes, entre los cuales, Mascherano, con solo 28 años, asoma como uno de los más experimentados. En este contexto, la Argentina enfrentará hoy, a las 22.25, a Perú, por la 7ª fecha de las eliminatorias.

Los peruanos recuerdan que la última vez que su seleccionado le ganó a la Argentina camino a un Mundial fue hace hace 27 años, en 1985, cuando Luis Reyna ejerció sobre Maradona una persecución asfixiante, por toda la cancha, muchas veces al margen de lo reglamentario.

Nuestro plantel tiene ahora en Messi a alguien que reencarna muchas de las virtudes de Maradona y además le añade una cuota de gol deslumbrante. Leo convirtió 10 tantos de manera consecutiva en los últimos seis partidos del seleccionado. Su presencia en Perú despierta muchas pasiones, algunas vinculadas con la idolatría que genera su magia futbolística y otras relacionadas con pulsiones más destructivas. Parte de la prensa y del público, se promueve una campaña contra Messi para aumentar las posibilidades de éxito del equipo del uruguayo Sergio Markarián. "A tumbar a Messi" y "Messi está con miedo" fueron algunos de los titulares amarillistas que se leyeron ayer. También se prevé que buena parte de las 40.000 personas que colmarán el estadio Nacional le gritarán "Cristiano, Cristiano" con la intención de perturbarlo. Todo lo que sea ambiental difícilmente le afecte a Messi, que está en una etapa de plena madurez.

Lo que queda por desentrañar es si el capitán soportará una marcación "a lo Reyna". Markarián, lejos de algún arrebato populista, le pidió al público que sea respetuoso y no insulte el himno argentino. Y sobre el seguimiento individual a Messi dejó abierta la duda. Reconoció que Leo "baila a todo el mundo" cuando lo toman en zona, pero no está seguro de tener un especialista ni haber ensayado una modalidad que ya nadie pone en práctica. Edwin Retamoso, un duro volante de marca de Cienciano, podría ser el elegido para ser la sombra del rosarino.

Justamente Lima fue el destino del primer viaje de Messi al exterior, recordó ayer una nota del diario El Comercio. Con 9 años, en 1996, ganó su primer torneo internacional con Newell’s, la Copa Amistad. Los chicos se alojaban en casas familiares y a Leo le tocó la de los Mendez Khan, cuyo hijo, Kevin, lo enfrentó y tiene la camiseta rojinegra que le intercambió después de que Messi le hiciera 9 goles a su equipo en una semifinal. La vida llevó a Kevin a ser chef y su padre, William, se acercó ayer con esa pieza de colección que es la camiseta con la intención de que Leo se la firmara. "Lionel era como Oliver Atom (dibujo animado de los Supercampeones). Tenía una pelota en la mochila y caminaba por la calle dándole pataditas", expresó Kevin.

En cuanto a las formaciones, en la Argentina reaparecerán Mascherano, tras la suspensión, y Zabaleta, recuperado de una contractura en la pierna derecha. Lavezzi seguiría entre los titulares, aunque no habría que descartar a Sosa o Enzo Pérez. Perú viene de vencer 2-1 a Venezuela con dos goles de Farfán, su mayor arma ofensiva, que no tendrá de compañero a Paolo Guerrero, con una fascitis plantal.

La Argentina llega muy tranquila, aunque en Perú quieran poner nervioso a Messi.

Vidrios rotos

El clima de hostilidad se reflejó en la rotura de dos vidrios que sufrió el micro que transportó al plantel argentino, tras la práctica en el estadio Nacional. No hubo lastimados, aunque sí un fuerte malestar por la agresión.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.