El torneo Apertura. La atracción, en el Bajo Flores