La barbarie que empezó en la platea condenó al clásico

Los disturbios comenzaron cuando los barras de River quisieron robar banderas en la platea
Los disturbios comenzaron cuando los barras de River quisieron robar banderas en la platea
(0)
27 de enero de 2002  

MAR DEL PLATA.- Las escenas de un superclásico siempre parecen las mismas. Pero cada partido es único y por eso el virus del escándalo puede estar latente, ahí, acechando para aparecer en cualquier momento y desatar otro capítulo escandaloso. Los estados de ánimo, en un desaconsejable cóctel que incluía la burla de unos y la impotencia de otros, mezclados con la incoherencia de muchos, potenciaron una increíble gresca que motivó la suspensión del segundo superclásico del verano cuando se jugaban 15 minutos de la segunda etapa.

El comienzo del final se vivió a los 10 minutos de la etapa complementaria, cuando plateístas de ambos equipos se cruzaron a golpes. En ese instante, el sector más radical de la hinchada de River, Los Borrachos del Tablón, se infiltraron desde su popular hacia la mencionada platea para robarles banderas a los xeneizes. Como violentos defensores, vengadores sin ninguna legitimidad, los barrabravas de Boca también se infiltraron desde la otra cabecera. Entonces intervino la policía y ya no faltaron elementos para el descontrol. Corridas, golpes, gases lacrimógenos y feroces enfrentamientos con golpes y palos. Llegó la suspensión del cotejo justo con el cuarto tanto de Boca, el de Carreño, que en su singular festejo abrazó al juez asistente Ernesto Taibi. Allí, la barbarie se potenció. Si hasta un simpatizante de River fue arrojado al foso de agua y otro de Boca recibió una tremenda golpiza. Y en la cancha los ánimos tampoco eran los mejores, tanto que Coudet protagonizó un forcejeo con Carreño y los DT Tabárez y Ramón Díaz tuvieron que separarlos.

En el medio del vuelo de plateas y cuando los gases hacían llorar a miles de inocentes, la desesperación del público guiaba el descontrol. La gente se sentía acorralada porque no sabía por dónde abandonar el estadio; por cualquier lado aparecían golpes, o de los barras o de la represión policial. Todo era vértigo y confusión. "No se lo que pasó pero era imposible seguir jugando el clásico. Así no había garantías para seguir adelante. Lo que tendría que haber sido una noche de paz terminó en una locura", explicó minutos después, en las entrañas del estadio, el presidente de River José María Aguilar.

Sólo cuando lograron retirar a los más violentos pareció recobrarse algo de calma en la cancha. No así en los alrededores del estadio donde las corridas continuaron por un buen rato más. De todos modos, el precio que se había cobrado el superclásico ya era muy alto: la suspensión por una nueva intromisión de la barbarie.

Apuntes

Llega Husain . Claudio Husain se transformará en el cuarto refuerzo de River. El volante llegaría sin cargo y sin opción de Napoli, de Italia, donde hace tiempo no es tenido en cuenta. Husain se sumará así a Fonseca, Esnaider y el Chori Domínguez. “Todavía faltan pequeños detalles, pero todo se resolverá favorablemente”, dijo un dirigente millonario.

Barijho quiere jugar . Antonio Barijho, que fue excluido del plantel xeneize por decisión del DT Oscar Tabárez y que se quedó entrenándose en Buenos Aires con los juveniles, quiere una nueva oportunidad: “Nadie me llamó y me dio una explicación. Si alguien viene y me dice qué pasa, mejor. No quiero culpar a nadie, pero por gente que no sé qué les pasa conmigo me están haciendo quedar mal. Yo sólo deseo otra chance en Boca”, dijo ayer el Chipi al programa “Dos de Punta”, de Radio Del Plata.

Ledesma no se va . Mario Israel, secretario general de River, dijo que el club rechazó la oferta de 3.000.000 de dólares de Servette, de Suiza, por el 70 por ciento del pase del volante Cristian Ledesma. “El está para cosas mayores”, comentó el dirigente, que agregó que todavía no llegaron a un acuerdo para la renovación del contratro de Martín Cardetti. Según Israel, le ofrecieron al delantero 1.100.000 dólares por los dos años de contrato que le adeudan, pero el jugador todavía no contestó.

La publicidad . “Boca está a punto de cerrar un acuerdo con la futura publicidad de su camiseta y será algo explosivo”, comentó Macri anoche. A la entidad de la Ribera ya le venció el contrato con Quilmes, que pagaba 3.700.000 dólares por año y ahora se le rechazó un ofrecimiento de 1.700.000 dólares. Hubo un tanteo de la cervecera Isenbeck por 3.000.000 de pesos que no conformaría a Boca.

Pacto por D’Alessandro . Los diarios italianos informaron ayer sobre un pacto secreto entre Inter y Juventus para no interferir para obtener los pases del uruguayo Rubén Olivera (Danubio) y Andrés D’Alessandro (River), respectivamente. El volante millonario llegaría a Juventus por 20 millones de dólares, pues ya hubo una charla entre Marcelo Simonian, representante del futbolista, y Luciano Moggi, director general de la entidad italiana. Pero Mario Israel lo negó: “Todavía no están dadas las condiciones. Seguro que algún día jugará en Europa, pero éste no es el momento”.

Todo a pesos . En vista de la situación por la que atraviesa el país el presidente de Boca, Mauricio Macri, anunció que los contratos de los jugadores xeneizes serán pesificados.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.