La causa argentina: Bauza, un DT que llega a una tierra indómita

Fuente: Reuters
Tras los fallidos intentos de Passarella y Gareca, el flamante técnico de San Pablo tratará de afianzarse en Brasil; la presión será grande
Pablo Lisotto
(0)
23 de diciembre de 2015  • 23:59

Que San Pablo haya anunciado la contratación de Edgardo Bauza abre la puerta para saldar una deuda que tienen los entrenadores argentinos: triunfar en el fútbol brasileño . La vara del desafío es muy alta. Porque el poderoso equipo paulista tiene como gran objetivo ganar la Copa Libertadores, trofeo que logró en tres ocasiones, en 1992, 1993 y 2005, pero que al mismo tiempo se le niega desde hace una década.

En ese contexto, el perfil "copero" de Bauza encaja perfecto. El DT se coronó en el torneo sudamericano más importante a nivel clubes en dos ocasiones (2008, con Liga Deportiva Universitaria, y 2014, con San Lorenzo). Detrás de Carlos Bianchi (que llegó al título en cuatro oportunidades, una con Vélez y tres con Boca) y Osvaldo Zubeldía (tres títulos con Estudiantes de La Plata), Bauza es el tercer técnico argentino más ganador de esta competencia, junto con Manuel Giúdice, Pedro Dellacha (ambos en Independiente) y Juan Carlos Lorenzo (Boca).

Pero, ¿por qué el brasileño es un terreno tan difícil y tan poco explorado para los entrenadores argentinos? Es curioso, teniendo en cuenta que en los últimos tiempos se perforó la barrera que impedía, por causa de la histórica rivalidad, la migración de los jugadores argentinos al fútbol de Brasil; inclusive, se generaron casos de fervorosa idolatría, como los de Juan Pablo Sorin en Cruzeiro, Carlos Tevez en Corinthians, Darío Conca en Fluminense, Andrés D'Alessandro en Inter o Lucas Pratto en Atlético Mineiro.

Esa idolatría posee viejas raíces. Las explicó en su momento Oswaldo Brandao, el técnico brasileño que sacó campeón a Independiente en el Nacional de 1967: "Los argentinos quieren copiarnos a los brasileños, pero se olvidan de que un argentino vino a Brasil hace veinte años para enseñarnos el fútbol a nosotros. Se llamaba Antonio Sastre". San Pablo honró a Sastre con una estatua en el Morumbí.

"Estoy muy contento de llegar a un club tan grande. Me gustaría contar con Caruzzo, Ortigoza y Buffarini."

Bauza será el tercer entrenador argentino que dirigirá en Brasil en lo que va del siglo. Ricardo Gareca llegó a Palmeiras a comienzos de junio de 2014, luego de exitosos cinco años al frente de Vélez, pero apenas duró tres meses. En 13 partidos cosechó cuatro victorias, un empate y ocho derrotas.

El caso anterior, el de Daniel Passarella en el Corinthians, fue mucho más resonante. Por la estelar presentación y por el estrepitoso fracaso. El ex DT de la selección argentina se sumó en marzo de 2005 al popular equipo brasileño, que contaba con Tevez y Javier Mascherano. "No tengo miedo", alardeó al desembarcar. Apenas 62 días después fue destituido, producto de muy malos resultados y después de quedar muy lejos de los objetivos trazados. Lo echaron tras un histórico 1-5 frente a San Pablo. En 15 partidos entre los tres torneos, ganó 7, empató 4 y perdió 4.

En el resto del continente los entrenadores argentinos son muy requeridos, tanto por los clubes como para dirigir seleccionados. Omar De Felippe (Emelec) le ganó la final del campeonato ecuatoriano a Luis Zubeldía (Liga de Quito), ahora en Santos Laguna. Matías Almeyda se consagró en México con las Chivas y Dalcio Giovagnoli, que llegó a Cobresal para salvarlo del descenso terminó campeón de Chile. Ellos son algunos ejemplos.

En la última Copa América, en Chile, la mitad de los técnicos fueron de nuestro país: Gerardo Martino (Argentina), José Pekerman (Colombia), Jorge Sampaoli (Chile), Ramón Díaz (Paraguay), Ricardo Gareca (Perú) y Gustavo Quinteros (Ecuador).

La primera prueba de Bauza será el repechaje de la Libertadores ante César Vallejo (Perú). Si lo pasa, compartirá el Grupo 1 con River, The Strongest (Bolivia) y Trujillanos (Venezuela). Pero cuando se habla de experiencias de entrenadores argentinos en equipos brasileños, es mejor ir partido por partido.

3 son los años que lleva San Pablo sin títulos. La última consagración fue en la Copa Sudamericana 2012, ante Tigre, en una final escandalosa.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.