La Copa Argentina comenzó con incidentes: en Mendoza, suspendieron un partido