Mundial 2002. La cuenta regresiva, a 100 días de Corea-Japón