La cuestión en Independiente: ¿quién manda en el club de los Moyano?

Francisco Schiavo
Francisco Schiavo LA NACION
Fuente: Télam
(0)
17 de septiembre de 2019  • 23:59

Curiosamente, una vuelta olímpica rompió la armonía en un club. Fue Independiente, que después de ganar la Copa Sudamericana 2017, ante Flamengo, y nada menos que en el Maracaná, vio cómo se resquebrajaba una armonía que bien pudo haber durado años. Esa era la intención. ¿Qué pasó? Todos aún deben estar preguntándoselo. En aquella ocasión, un conjunto le hizo honor al mote de un club copero y, con refuerzos apropiados, más el buen aporte de los juveniles del club, formaron una unidad casi inquebrantable. Y "casi" será un palabra clave.

A partir de entonces, la conducción del club, encabezada por Hugo Moyano, le dio superpoderes al entrenador campeón, Ariel Holan, que de un manotazo tiró el castillo que había construido a orillas de lo que podría haber sido un gran éxito. Renunció, pero a las pocas horas quiso volver. Y le aceptaron los caprichos. El DT desarticuló su cuerpo técnico. Hizo y deshizo a su antojo. Incluso con desvinculaciones e incorporaciones en el plantel. Y aquel engranaje que funcionaba tan bien empezó a crujir. Hasta que se trabó. Y un mecanismo trabado en un reloj ya no sirve más.

Holan es un caso testigo que ahora, salvo por pequeñas excepciones, parece replicarse. Refuerzos que no rinden, gastos excesivos, campañas cortas y la rechifla popular. Sebastián Beccacece fue un boom en Defensa y Justicia, pero en un puñado de partidos parece haber reunido lo peor de los tiempos del seleccionado argentino que participó en el Mundial de Rusia, con Jorge Sampaoli a la cabeza. En aquel entonces, como colaborador, y hoy, como entrenador principal, Beccacece parece tropezarse con piedras repetidas: el trato con los jugadores.

El caldo de cultivo se da en un club particular, politizado como pocos, como Independiente, cuyos principales líderes, Hugo y Pablo Moyano, parecen más enfrascados en la política nacional que en los quehaceres de una de las entidades más grandes. Delegar no es fácil. Entonces, ¿quién manda en el Independiente de los Moyano? Esa es la cuestión.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.