Ir al contenido

La falta de vocación y una frase aún vigente: "los delanteros valen dólares y los defensores valen pesos”

Cargando banners ...