La Justicia falló y se abrió la polémica

La IGJ relevó a la actual comisión directiva xeneize, encabezada por Pedro Pompilio, y le dio 30 días para fijar una fecha de elecciones
(0)
27 de febrero de 2008  

Era la noticia más esperada. En los pasillos de la Bombonera la ansiedad crecía. Y el día llegó. Pero claro, con un fallo poco feliz para la ahora ex conducción xeneize, porque la Inspección General de Justicia (IGJ) declaró irregular e ineficaz la proclamación de Pedro Pompilio como presidente del club, al que relevó del cargo, y ordenó que, en un plazo de 30 días, se convoque a elecciones. La doctora Déborah Cohen, titular de la IGJ, dejó constancia que los avales bancarios presentados por Pompilio "no cumplen los requisitos estatutarios indispensables para garantizar las obligaciones asumidas por los candidatos de la lista oficializada".

Además, decidió que durante los próximos 30 días retornen los dirigentes que dejaron el cargo el 23 de noviembre de 2007. Por lo tanto, Mauricio Macri repartirá su tiempo entre la jefatura de gobierno porteña y la presidencia xeneize. Incluso, hoy se presentará en la Bombonera, tomará las riendas y presidirá la reunión de comisión directiva convocada de urgencia. Allí comenzarán las charlas para fijar la fecha de las elecciones que, se cree, será en 90 días más. Este proceso tendrá como veedores a los doctores Luis María Calcagno y Gerardo José Ganly.

Lo que concretamente dijo la Justicia es que dichos avales fueron presentados fuera de término. El único dirigente que los elevó en tiempo fue Rómulo Zemborain, vocal titular, en el banco Meridian, aunque esos documentos también eran inválidos, ya que caducaban antes de la finalización del mandato de la comisión directiva y, además, eran "sin dolo", es decir que no podían ser ejecutados en caso de detectarse una maniobra dolosa por parte los directivos. Incluso, los avales de Pompilio como los del resto de la CD carecían de la firma de los directores del Banco Macro y el Banco Finansur -los emisores de los documentos-, requisito para la certificación correspondiente.

Por este último motivo, la junta electoral xeneize había impugnado a las listas opositoras que encabezaban Roberto Digón y Pablo Abbantángelo, que habían pedido una prórroga para presentar sus avales debido a que los bancos demoraban más de 25 días en emitir dicha certificación.

Pablo Abbatángelo, titular de la agrupación "La Bombonera" e impulsor de la denuncia, dijo: "Sabíamos que la Justicia se iba a expedir en nuestro favor porque fueron aberrantes las irregularidades que cometieron. Me duele que Boca se vea manchado por esto. Yo quiero lo mejor para nuestro club. No mezclo la política con Boca, no estoy vinculado con el Gobierno y sólo me interesa Boca". Roberto Digón comentó: "El fallo de la IGJ nos satisface. Haremos más presentaciones en la Justicia para terminar con los avales, que son inconstitucionales y discriminatorios, una cláusula tramposa creada por Mauricio Macri para eliminar a la oposición".

Este fallo es el comienzo de una feroz interna en la que Pedro Pompilio es el principal protagonista. Son varias las versiones que indican que el ahora ex presidente xeneize abandonaría las filas macristas para lanzarse solo a la presidencia boquense. Por eso es que ya circula el nombre de Orlando Salvetrini, ex tesorero en la gestión de Macri, como el hombre elegido para encabezar la lista que conformaría el propio Macri, que, se cree, integraría la nómina como vocal.

Pero esta crisis en Boca tampoco es ajena al devenir de la política nacional. En el trasfondo subyace una pelea de poder entre Néstor Kirchner y Mauricio Macri. Tras la resolución de la IGJ hubo ecos en la Casa Rosada y en el gobierno porteño. Según confiaron a LA NACION altas fuentes gubernamentales, el ex presidente busca desplazar al macrismo de la conducción boquense y, a través de sus operadores políticos, tentó a Pedro Pompilio para que se distanciara de Macri, desplazara a todos los macristas de la comisión directiva y conformara una lista "kirchnerista".

De ese modo, Pomplio tendría apoyo económico y político del Gobierno, que busca desembarcar en Boca para capitalizar políticamente sus réditos deportivos. El principal sostén de Pompilio sería el diputado nacional Carlos Kunkel, ultrakirchnerista . "Si Pompilio se decide a desprenderse de los macristas tendrá mi apoyo, ya lo he conversado con él", dijo Kunkel a LA NACION. Y aclaró: "Estoy trabajando como socio de Boca, no como parte del Gobierno. Nunca hablé de esto con Aníbal Fernández ni con Alberto Fernández ni con Kirchner", agregó Kunkel.

Sin embargo, altas fuentes oficiales admitieron que Aníbal Fernández, ministro de Justicia, influyó más de lo que se sabe en la IGJ, que depende de su ministerio. Desde el kirchnerismo, además, aseguran que el sindicalista tabacalero Roberto Digón podría formar parte de la lista de Pompilio -eran adversarios en las últimas elecciones-, y que Carlos Bianchi sería la carta ganadora del tándem.

A cien metros de Balcarce 50, en la jefatura de gobierno porteño, confiaron allegados a Macri que el ex titular de Boca "está consternado y ayer (por anteayer) analizó la situación con sus colaboradores más amigos. Ni él sabe si competir con una lista. Su corazón boquense lo tira para pelear contra el kirchnerismo; nos dijo que Kirchner quiere llegar al club para destruir todo lo que se hizo en diez años de éxitos", aseguró a LA NACION un funcionario de acceso directo a Macri.

Los macristas acusan a Kunkel de ser la punta de lanza de Kirchner y de tener la colaboración de Aníbal Fernández desde el ministerio de Justicia. "Quieren adueñarse del club". Cerca de Macri aseguran que Kirchner hizo con Pompilio lo mismo que con Roberto Lavagna y con Eduardo Lorenzo Borocotó , otrora opositores, a quienes sumó a sus filas. La operación es más conocida como "el borocotazo".

El horizonte en Boca, por ahora, sólo ofrece interrogantes que se develarán en los próximos 30 días.

En medio de todo el revuelo político, en Boca se comenzó a buscar el escenario que el equipo utilizará tras el Clausura, ya que arrancarán las obras de remodelación de la Bombonera para aumentar la capacidad del estadio con 5000 lugares más. Por el momento no está resuelto, pero Vélez sería el lugar elegido, aunque otra opción es Huracán.

  • Buscan estadio para el segundo semestre de 2008

    La tarde de ayer en Casa Amarilla fue muy convulsionada. El ir y venir por los pasillos de la Bombonera de los dirigentes marcaba el pulso. La sala de presidencia fue el escenario más agitado. Pompilio estuvo reunido con los integrantes del departamento jurídico del club para determinar los pasos por seguir. "No me preocupa el acto electoral, pero hay muchas cosas que no me cierran. Voy a ir a la Justicia a apelar y después esperaré la decisión final", dijo Pompilio al dejar el club.
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Deportes

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.