La Liga Mexicana confirmó que sus equipos seguirán sin jugar la Copa Libertadores